La Equitativa allana el camino para ser un hotel de lujo

La Equitativa allana el camino para ser un hotel de lujo

El grupo inversor propietario del edificio compra el local comercial y una vivienda del ático que le faltaban para despejar el proyecto

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La transformación de La Equitativa en un hotel de cinco estrellas está más cerca tras comprar el grupo inversor dueño del edificio el local comercial y la vivienda en el ático que le faltaba para tener el cien por cien de la propiedad de esa parte del inmueble, que tiene seis plantas más baja y ático, y que compone la manzana oriental del conjunto. La torre del emblemático edificio pertenece a otro propietario.

La compra del local y de la vivienda se cerró el viernes en una notaria malagueña como confirmó ayer este periódico Carlos Ruiz, de la Inmobiliaria Fundus, que desde su fundación en 1967, por Juan Ruiz Medicis, está situada en el bajo de La Equitativa. «Nos han hecho una oferta irrechazable y por eso hemos aceptado. Podemos estar aquí hasta final de año. Nos vamos a trasladar a otro lugar, donde continuaremos con el trabajo que llevamos a cabo», explicó Carlos Ruiz. «Nos vamos un poco tristes, porque han sido muchos años en este edificio, pero el acuerdo al que hemos llegado es bueno para todas las partes», precisó.

80 habitaciones

El año pasado, un grupo inversor de Miami (Key International) cerró la compra de la mayor parte del inmueble de La Equitativa. Los propietarios del edificio han presentado un proyecto ante la Gerencia Municipal de Urbanismo para la realización de un hotel que podría rondar las ochenta habitaciones, aproximadamente, y que tiene previsto ser un establecimiento de cinco estrellas.

El proyecto redactado por José Antonio Aparicio pretende que el inmueble, que cuenta con protección arquitectónica de grado 1, mantenga en gran medida el actual aspecto que ofrece, recuperando, sin embargo, las características con las que fue concebido en 1956 por el arquitecto Manuel Cabanyes y Mata, con la dirección de Juan Jáuregui Briales, autor de la ordenación de la plaza de la Marina. En ese sentido, la intervención, que tiene como finalidad ser respetuosa, prevé recuperar elementos originales como las contraventanas de mallorquinas de madera que tenía la fachada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos