Enganchados a la sucesión

Al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y al presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo, les acompañaba siempre, allá por donde iban, la misma pregunta

De la Torre y Bendodo, ayer en Fitur./Salvador Salas
De la Torre y Bendodo, ayer en Fitur. / Salvador Salas
SURMadrid

Ha sido imposible hablar de otra cosa por los pasillos del pabellón de Andalucía en la Feria Internacional de Turismo en Madrid (Fitur). Al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y al presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo, les acompañaba siempre, allá por donde iban, la misma pregunta: ¿Qué va a pasar con la sucesión? El alcalde, aguantando estoicamente una pregunta tras otra, imperturbable, y sin moverse ni un milímetro de su estrategia: ni sí, ni no, ni todo lo contrario. Y Bendodo, intentando regatear cada pregunta trampa como si no pasara nada y la cosa no fuese con él. El alcalde, retorciendo el nudo gordiano de la sucesión; y Bendodo, aguantando con gesto sonriente e impertérrito para que no se note cómo De la Torre aprieta y aprieta. Y todo ello, con Celia Villalobos asomándose desde los Desayunos de TVE para echar un poco de leña al fuego.

No había corrillo en el que no se hablara del asunto, fuesen del PP, del PSOE o de Ciudadanos. Pero pese a todo, nadie consiguió sacar una nueva conclusión. Ni siquiera una frase o una palabra que pudiera dar pie a alguna interpretación. Sólo esta foto de Salvador Salas que muestra a De la Torre y Bendodo posando delante del puente sobre el abismo del Caminito del Rey y esa leyenda de ‘La Vuelta 18’, que algún mal pensado podría interpretar como un vaticinio ahora que el alcalde cumple 18 años con el bastón de mando. Sea como fuere, uno y otro –Bendodo con más empeño, eso sí– hacen alarde de buena sintonía. Y eso es bueno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos