La fase crítica de las obras del metro en la Alameda terminará en octubre

La fase crítica de las obras del metro en la Alameda terminará en octubre
SUR

El tramo está al 55% de ejecución, que incluye infraestructura, vía y urbanización

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La fase crítica de las obras del metro en la Alameda están en la recta final y terminarán previsiblemente en octubre, para dejar paso ya a los trabajos de peatonalización (mucho más blandos) en superficie, y de excavación del subterráneo (sólo bajo tierra). Así ha trascendido hoy en el balance del estado de ejecución que ha hecho público la Consejería de Fomento de la Junta.

La parte más dura está ahora a la altura del extremo más próximo al cauce del Guadalmedina, donde todavía es necesario el empleo de maquinaria pesada para la reposición del colector de Carretería. Estos terminarán en septiembre, cuando se ejecutará la losa de cubierta en este subtramo (retrasado por el mal estado de dicha canalización y la necesidad de reconstruirlo); así como del cercano fuerte de San Lorenzo. En este punto, la preservación del vestigio y la sustitución de la conducción de pluviales y fecales han requerido de otra solución constructiva, esto es, la ejecución de cortinas de pilotes secantes con los que se ha conformado la estructura del lateral del túnel en ambas localizaciones.

A partir de este momento, previsiblemente ya en octubre, la afección a los ciudadanos y a los comerciantes se minimizará, ya que las obras se centrarán en el nuevo viario peatonal en superficie, que se extenderá por todo el lateral norte de la Alameda, conforme al diseño realizado por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento.

En cuanto al balance general, la excavación del túnel está actualmente al 55% de ejecución, después de añadir tres obras complementarias. Una vez que concluya la fase crítica, la ejecución se centrará en la citada reposición superficial, por una parte; y en el vaciado del cajón del túnel y la futura estación Atarazanas, en subterráneo. En ambos casos, el impacto social de los trabajos será reducido.

La Ute Atarazanas, que acomete las obras del tramo Guadalmedina-Atarazanas, tiene prácticamente concluida la ejecución de la estructura lateral del túnel en los 300 metros lineales de este trazado desde el puente de Tetuán hasta la confluencia del lateral norte de la Alameda Principal con Puerta del Mar. Concretamente, está ya ejecutado el 97% de los módulos de pantalla laterales, que delimitan longitudinalmente el recinto del túnel y de la futura estación; así como el 65% de la losa de cubierta, o techo del túnel, a partir del cual se procede en la superficie a la reposición del viario público. Hay que recordar que en el caso concreto de este eje, las pantallas van ancladas a una mayor profundidad (casi a 30 metros respecto al nivel de calle) para dejar listo el recinto del futuro túnel de Cercanías y así facilitar su ejecución cuando el Ministerio de Fomento decida acometer la prolongación hasta la plaza de la Marina. Así se ha hecho tras la solicitud del Ayuntamiento de la capital.

Pantallas casi terminadas

La Ute Atarazanas ha ejecutado todas las pantallas de la zona de la Alameda Principal y en el caso del subtramo del río Guadalmedina tan sólo resta por acometer 14 módulos bajo el segundo vano del tablero norte del puente de Tetuán. Estas tareas se ejecutarán ya en septiembre, una vez se modifique el desvío efectuado en el cauce del río Guadalmedina, para que discurra bajo el vano tres. En ese momento se podrá demoler la última pila del tablero norte y acometer los módulos finales. Los tramos de pantallas correspondientes a los otros tres vanos del tablero norte (1, 3 y 4) ya están ejecutados. En la zona del río Guadalmedina también se dispone ya del techo de túnel o losa superior que se sitúan junto a los vanos 3 y4 del tablero norte del puente.

El avance en la construcción de la losa de cubierta posibilita, junto al inicio de los trabajos de impermeabilización, relleno y pavimentación de la superficie, abordar las tareas en el interior del túnel, ya sin afección a la vía pública. Estas tareas consisten en la extracción de tierras entre pantallas y posterior ejecución de la losa intermedia de la estación y de los estampidores del túnel. Este nivel intermedio antecede al nivel inferior, por donde discurrirán los trenes, o al andén de la mencionada estación, por donde accederán los usuarios.

Con respecto a esta fase en el interior del túnel y del recinto de la estación, la Ute Atarazanas acaba de iniciar el hormigonado correspondiente a la sección de estampidores del nivel intermedio, que permitirá posteriormente continuar la excavación de tierras entre pantallas hasta la contrabóveda del túnel, donde se instalará la plataforma de vía de los trenes.

 

Fotos

Vídeos