Los empresarios de los polígonos de Málaga aprueban financiar la redacción de los proyectos para reducir el riesgo de inundación

Vista aérea del polígono Guadalhorce. /SUR
Vista aérea del polígono Guadalhorce. / SUR

La asamblea de Apoma acuerda por unanimidad aportar cien mil euros para el diseño de las actuaciones acordadas por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El final de la pesadilla que empezaron a vivir los empresarios de los polígonos de Málaga hace cinco años con la aprobación de los mapas que marcan los suelos afectados por el riesgo de inundación del Guadalhorce parece un poco más cerca. La Asociación de Polígonos de Málaga (Apoma) celebró este miércoles una asamblea en la que aprobó por unanimidad de los asistentes financiar las obras que ha planeado el Ayuntamiento para reducir ese riesgo de inundación y que parecen contar con el visto bueno de la Junta de Andalucía.

Se trata de las seis actuaciones diseñadas por la consultora Irtene y para las que se estima un presupuesto de unos cuatro millones de euros, según los cálculos del ingeniero Manuel Aldeanueva. Precisamente este ingeniero es el que va a ser contratado por Apoma para que elabore los proyectos, lo que supondrá un coste de unos cien mil euros que están dispuestos a financiar los empresarios. «Esperemos que podamos tener redactados los proyectos en los próximos meses para que la Junta pueda sacar a concurso las obras y alcancemos lo antes posible el momento en el que se quitará el sello de la inundabilidad sobre nuestros suelos», declaró Sergio Cuberos, presidente de Apoma.

Inicialmente, Apoma solicitó un compromiso por escrito de la Junta y del Ayuntamiento de que asumían esas soluciones y se prestaban a financiarlas al 50% como condición para dar el paso de pagar la elaboración de los proyectos. Sin embargo, los empresarios han optado finalmente por conformarse con el compromiso verbal de los máximos responsables de ambas administraciones en ese sentido. «Esperemos que cumplan y que cuanto antes la Junta saque a concurso las obras», dijo Cuberos. «Por nuestra parte vamos a poner toda la carne en el asador para que su ejecución sea inmediata», añadió.

Medidas

Tras los estudios topográficos e hidrológicos, los técnicos han propuesto seis medidas concretas. El recrecimiento de la margen izquierda del encauzamiento de los arroyos Prado de Jurado, de las Yeguas, Boticario y Pocapringue en su confluencia con el encauzamiento del río Guadalhorce; el acondicionamiento a su estado original del encauzamiento en el entorno del ferrocarril de cercanías Málaga-Fuengirola con la consiguiente retirada de acopios de material; la restauración del cauce de aguas bajas en el entorno del puente sobre el río Guadalhorce de la MA-21, a las condiciones del proyecto original; rebaje del cauce de aguas altas en las cercanías del puente de la MA-21, apertura total del segundo arco de avenida de la margen izquierda y descenso de la cota de las tuberías de saneamiento bajo el puente (tuberías de impulsión de la zona oeste de Málaga y Torremolinos); el recrecimiento de las motas de encauzamiento del río Guadalhorce aguas arriba del puente de la MA-21 y el recrecimiento del encauzamiento del arroyo de las Cañas en su parte final.

Temas

Málaga