Elías Bendodo reivindica su legado en su despedida de la Diputación

Bendodo abraza a Salado tras comparecer ante la prensa. /Germán Pozo
Bendodo abraza a Salado tras comparecer ante la prensa. / Germán Pozo

El consejero de Presidencia visita la institución que gobernó dos mandatos y dice que en su nuevo cargo Málaga será «una prioridad»

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El 23 de junio de 2011, Elías Bendodo se convirtió en el octavo presidente de la Diputación en la etapa democrática, un cargo que ha ostentado, tras revalidarlo en 2015, hasta el pasado martes, 22 de octubre, cuando dimitió tras ser nombrado consejero dePresidencia, Administraciones Públicas e Interior de la Junta de Andalucía. En su condición de integrante del gobierno autonómico visitó ayer oficialmente por primera vez Málaga y lo hizo a la institución provincial. En el que ha venido siendo su despacho, Bendodo se reunió con el presidente en funciones del ente supramunicipal, Francisco Salado, con su equipo de diputados, con los cargos de confianza y con los habilitados nacionales (la secretaria general y el interventor) antes de comparecer públicamente ante los medios de comunicación, donde, a modo de balance reivindicó el legado de su gestión: «Me voy dejando una provincia un poco mejor de la que recibí hace ocho años».

Acompañado de Salado y las vicepresidentas de la Diputación, Ana Carmen Mata y Francisca Caracuel, Bendodo puso la consecución de la deuda cero; la puesta en marcha de proyectos como el Caminito del Rey y la Senda Litoral; o la apuesta realizada desde la institución provincial por desarrollar el sector agroalimentario a través de la marca Sabor a Málaga como algunos de los hitos de su gestión. Además, remarcó que estos años le han permitido tener «un gran conocimiento de la provincia, la mejor tierra de España».

Agradecimientos

El nuevo consejero de Presidencia, que dijo que aún no tiene decidido el nombre de la persona que ocupará la vicepresidencia, agradeció el trabajo de sus compañeros del grupo popular en la institución provincial, destacó «la profesionalidad» de los trabajadores del ente supramunicipal, y tuvo palabras de reconocimiento para los alcaldes de los 103 municipios de la provincia así como para la labor de los grupos de la oposición, especialmente por el entendimiento para proyectos «esenciales» para mejorar el bienestar de los malagueños, y personalizó esta gratitud en los portavoces en el presente mandato: Francisco Conejo (PSOE), Guzmán Ahumada (IU), Gonzalo Sichar (Ciudadanos) y Rosa Galindo (Málaga Ahora).

Elías Bendodo reconoció que el de este miércoles fue un día «emocionante» porque cierra una etapa política de ocho años en la institución provincial que ha sido «muy fructífera» y añadió que la política es una carrera de relevos en la que ahora le toca el turno a Francisco Salado seguir el trabajo desarrollado. «Ahora te toca a ti mejorar lo hecho», le dijo al final de su intervención.

«Me voy dejando la provincia un poco mejor que cuando la recibí hace ochos años», destaca

Elías Bendodo subrayó que desde su cargo como consejero de Presidencia Málaga va a ser «una prioridad». En este sentido, avanzó que no sólo la va a tener en el pensamiento sino que físicamente estará por la provincia asiduamente trabajando por ella desde un despacho en la Delegación de la Junta en Málaga. «No me voy. Andalucía es muy grande y Málaga seguirá siendo una prioridad, seguiré trabajando por ella porque la Junta tiene muchas deudas pendientes con la provincia», recordó el también presidente del PP de Málaga.

Bendodo relató que el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, le llamó el domingo a las 23.30 horas para ofrecerle el cargo de consejero de Presidencia y que le dijo que sí porque «a un presidente no se le puede decir que no». Respecto a los futuros nombramientos en la estructura de su consejería y en la provincia, avanzó que seguirá el modelo de Moreno de «discreción, prudencia y hermetismo».

Por su parte, el presidente en funciones de la Diputación y candidato a la investidura, Francisco Salado, destacó que en la historia de la Diputación va a quedar para siempre «la impronta» de Bendodo. «En su mandato se ha demostrado que la Diputación es una institución útil para la ciudadanía y ya no se cuestiona su existencia», sostuvo.

Ciudadanos votará a Salado como presidente tras ser propuesto por la dirección del PP

El PP ratificó, en la reunión de ayer de su comité ejecutivo provincial, la candidatura de Francisco Salado para ser presidente de la Diputación de Málaga en sustitución de Elías Bendodo hasta el final del mandato, que se producirá tras la celebración de las elecciones municipales del 26 de mayo y la consiguiente constitución de los ayuntamientos y la Diputación. Salado no tendrá problemas para ser elegido porque los dos diputados de Ciudadanos le votarán, según confirmó el portavoz de la formación naranja en la institución provincial, Gonzalo Sichar, tras una reunión con Bendodo.

En su comparecencia ante la prensa en la Diputación, Bendodo destacó que Salado será «un gran presidente», pero evitó confirmar que sea el candidato a presidir esta institución tras los comicios locales. Salado avanzó que como presidente de la institución seguirá una línea continuista del trabajo desarrollado hasta ahora. Sichar, por su parte, justificó el apoyo a la candidatura del también alcalde de Rincón de la Victoria porque supone «una línea continuista».

Aplausos

Ya por la tarde, en la reunión de la dirección del partido en la sede provincial, Elías Bendodo y Francisco Salado fueron recibidos con aplausos. La cúpula del PP de Málaga aprobó la candidatura de Salado, así como que continúen Ana Carmen Mata y Francisca Caracuel como vicepresidentas primera y segunda respectivamente.

Francisco Oblaré, que hasta ahora venía siendo portavoz adjunto, asume la portavocía que tenía Francisco Salado, mientras que el diputado de Sostenibilidad, Francisco Delgado Bonilla será el portavoz adjunto. De igual forma, en la reunión Margarita del Cid anunció su renuncia al acta de diputada provincial que le correspondía para sustituir a Elías Bendodo, por lo que ocupará el puesto el siguiente en la lista de la comarca, Juan Jesús Bernal, que venía ocupando un cargo de confianza en la institución provincial.

Elías Bendodo destacó que el PP de Málaga ya está «volcado» en los comicios municipales de mayo y en las próximas semanas se crearán los equipos de campaña.