Colectivos de Málaga se unen en la calle para reclamar una sanidad mejor

Colectivos de Málaga se unen en la calle para reclamar una sanidad mejor
Salvador Salas

Unas 2.500 personas reclaman el nuevo hospital, la contratación de más profesionales y la reducción de las listas de espera

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Unas 2.500 personas han participado en la tarde de este jueves en una manifestación en la que sindicalistas, asociaciones de vecinos y de pacientes, colegios profesionales, trabajadores, distintos colectivos y ciudadanos en general han dirigido sus quejas contra la Consejería de Salud y el SAS por la falta de personal y de medios en hospitales y centros de atención primaria, así como por no poner freno a las listas de espera quirúrgicas y diagnósticas. Igualmente, se han exigido distintas infraestructuras sanitarias, entre ellas un hospital de 800 camas en Málaga, la mejora de las condiciones de los centros de salud, la construcción de un CHARE en la zona este de la capital, la reforma integral del Marítimo de Torremolinos y que el Hospital del Guadalhorce funcione el cien por cien, entre otras cuestiones. La protesta se ha llevado a cabo bajo el lema 'Hartos de mentiras e incumplimientos'. «Hoy se inicia un clamor público que no cesará hasta que las necesidades de la provincia de Málaga sean atendidas», se ha dicho.

A lo largo del recorrido, que ha partido de la plaza del Hospital Civil y ha finalizado junto al antiguo Hospital Noble, se han coreado consignas contra la Junta de Andalucía. La batucada Quilombeira ha animado a ritmo de tambor desde la calle Carretería hasta el final de la protesta, que ha terminado a las 21.00 horas. La manifestación la ha convocado la Plataforma por la Dignidad de la Sanidad Pública Malagueña, integrada por los Colegios de Médicos y de Enfermería de Málaga; los sindicatos CC OO, Satse, Csif, Sindicato Médico, UGT y USAE; la Federación de Asociaciones de Vecinos Unidad; el colectivo de médicos de atención primaria Basta Ya; Marea Blanca y la mesa de salud de la Agrupación de Desarrollo Málaga Accesible. El alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, ha saludado a los convocantes de la movilización a la salida.

Los manifestantes han dejado claro que a Salud se le ha acabado el crédito y han reclamado acciones inmediatas para que sanidad pública malagueña recupere el vuelo y salga del pozo en el que los recortes y la escasez de inversiones la han metido. «No queremos más palabras, no queremos más promesas. ¡Queremos, hechos, acciones y compromisos acompañados de previsiones y dotaciones económicas», se ha puesto de relieve en un comunicado que ha sido leído por la secretaria de la Asociación de Afectadas de Endometriosis de Málaga, Ana Ferrer, al término de la manifestación. En ese texto, dirigido a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y a la consejera de Salud, Marina Álvarez, se han expuesto las deficiencias sanitarias que sufren los malagueños. Así, se ha asegurado que ambas dirigentes «mienten cuando afirman que la atención primaria es muy buena en la provincia de Málaga», ya que faltan infraestructuras, medios técnicos y de diagnóstico y, sobre todo, falta personal. «Susana, espabila, que Málaga no olvida » , se le ha gritado a la presidenta de la Junta.

Esas carencias provocan que «médicos y enfermeros huyan de Málaga», al no ser contratados o al recibir ofertas laborales que no reúnen «las características mínimas de dignidad y estabilidad que les permita desarrollar una carrera profesional». Esa fuga de gente cualificada «perjudica muchísimo a los pacientes», que necesitan una atención primaria que los trate como personas y «no con los criterios económicos de una fábrica de tornillos».

Los manifestantes han recordado que Málaga lleva más de un cuarto de siglo «sin recibir las inversiones que necesita en infraestructuras hospitalarias, en medios diagnósticos y en personal», pese a que la población ha crecido en más de medio millón de habitantes. A ese respecto, se ha criticado la insuficiente cobertura de sustituciones de los profesionales que cogen sus vacaciones en verano, lo que supondrá el aumento del cierre de camas, quirófanos, consultas y plantas, en unos meses en que la población se duplica y hasta triplica con la llegada de turistas.

Otro de los puntos de mejora exigido ha sido el de las listas de espera. «Los malagueños vivimos en una constante lista de espera», se denunció y se preciso que hay largas demoras para ser intervenido quirúrgicamente, incluso de enfermedades graves, y para acudir a una primera consulta de especialista. A ello se une el déficit de camas, lo que sitúa a Málaga como la provincial que menos camas hospitalarias públicas tiene por habitante en Andalucía, España y Europa.

La promesa de la Junta de Andalucía de erigir un hospital público de 800 camas, muy bien dotado tecnológicamente, también ha estado entre las cuestiones que demandadas en la manifestación, así como que el actual Carlos Haya se convierta en un centro hospitalario que atienda a pacientes crónicos y de larga estancia. «Llamamos desde aquí a la responsabilidad del resto de las administraciones para que colaboren en el ámbito de sus responsabilidades para facilitar el proyecto», ha destacado Ana Ferrer en la lectura del manifiesto.

Igualmente, el texto consensuado por los convocantes ha puntualizado que en Málaga, como en el resto de Andalucía, se pagan impuestos, se trabaja y se aporta lo que le corresponde a la economía andaluza. «No entendemos por qué se nos discrimina en las inversiones sociosanitarias necesarias», se ha reflejado en el manifiesto, que ha acabado con una frase que indica que los malagueños no van a permanecer impasibles si la Consejería de Salud no atienden las peticiones formuladas. «La sociedad civil, el pueblo de Málaga y la Plataforma por la Dignidad de la Sanidad Pública Malagueña velarán por ello».

Comunicado de Salud

Por su parte, la Delegación Provincial de Salud ha difundido un comunicado en el que defiende su compromiso por la mejora de la sanidad pública de Málaga y detalla las actuaciones llevadas a cabo en los últimos tiempos. De ese modo, indica que este será el verano que más profesionales se contraten en la sanidad pública malagueña (3.700), lo que supondrá una inversión de 25,2 millones de euros. Prácticamente, la cuarta parte del dinero destinado al refuerzo del plan de verano en la comunidad autónoma se dedica a Málaga, dice Salud.

Por otro lado, se explica que el SAS, en el último año, ha adquirido cinco resonancias magnéticas para hospitales malagueños, con una inversión de 7,5 millones de euros. También se menciona la creación del Laboratorio de Medicina Ocular, referente para Andalucía Oriental, las obras de la segunda sala de hemodinámica del Hospital Regional Carlos Haya y la mejora llevada a cabo en la atención primaria, entre otras actuaciones. Asimismo, en la nota se hace hincapié en que «el sistema sanitario público malagueño es referente a nivel nacional».

Temas

Sas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos