Detienen a dos jóvenes acusados de dar una paliza a otro que protestó por un balonazo

Detienen a dos jóvenes acusados de dar una paliza a otro que protestó por un balonazo

Uno de los arrestados habría comenzado a pegar al denunciante, cayendo ambos al suelo, mientras el otro le daba patadas en la cara

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Se quejó a un grupo de niños porque casi dieron un pelotazo a su novia mientras jugaban al fútbol. Ese fue el motivo que habría desencadenado una brutal agresión a un chico de 24 años en la capital malagueña por la que han sido detenidos dos jóvenes por agentes de la Policía Local de Málaga, según han informado las fuentes consultadas por este periódico.

Los hechos se produjeron hace unas semanas en la calle Parras de la capital, que se encuentra situada en la zona del Molinillo. Sobre las 22.30 horas, una patrulla motorizada del cuerpo de seguridad local que se encontraba por la zona fue reclamada por varios vecinos, que indicaban que se estaba produciendo una agresión un poco más adelante.

Al llegar al punto se encontraron con dos jóvenes que estaban tirados en el suelo peleándose, mientras eran observados por una multitud que se había agolpado en torno a ellos. Así procedieron a separarles y a entrevistarse con las partes para saber lo que había ocurrido. Al parecer, en las inmediaciones había un grupo de menores jugando al fútbol y casi dieron un pelotazo a la pareja del denunciante, una chica de 22 años. Por ello, su novio protestó al grupo por esta acción. Fue entonces cuando habría comenzado la actuación de uno de los arrestados, de 21 años y nacionalidad española. El chico contó que le dijo que era familiar de los chicos que estaban jugando al fútbol y que empezó a recriminarle que les hubiera regañado por el balonazo.

Les siguieron

Como el tono se fue elevando, el joven dijo que se marchó de la zona con su novia. Sin embargo, en el transcurso de la discusión habría aparecido el segundo de los detenidos, otro joven de 21 años de edad y de nacionalidad española, y, supuestamente, comenzaron a seguir a la pareja.

El denunciante contó que no paraban de pedirle explicaciones por lo que había dicho a los menores que estaban jugando con la pelota y de increparle. En todo momento, según su versión, intentó calmar la situación sin entrar en la discusión.

Sin embargo, en un momento dado, uno de los jóvenes detenidos supuestamente empezó a golpear al chico, por lo que insistió en que tuvo que defenderse. Una vez en el suelo, al parecer, el otro arrestado también entró en la pelea para ayudar a su amigo, propinándole fuertes patadas en el rostro al denunciante.

Los agentes que actuaron, pertenecientes a la zona centro, recibieron el apoyo del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local de Málaga, quienes controlaron a la multitud agolpada en la calle y llegaron a evitar que otro conocido de los detenidos se metiera en la pelea, ya que se presentó en la zona muy alterado y agresivo.

Tras entrevistarse con varios testigos, quienes habrían corroborado la versión del denunciante, procedieron a la detención de los dos sospechosos. El denunciante presentaba una brecha en la nariz por la que sangraba abundantemente. De hecho, otra unidad del cuerpo de seguridad local se encargó de trasladarle al hospital Carlos Haya, donde fue asistido de una fractura nasal múltiple y de un corte que precisó varios puntos de sutura.