Arrestan a un joven acusado de matar a puñaladas a su padre en El Limonar

Trabajadores de la funeraria judicial retiran el cadáver. /SUR
Trabajadores de la funeraria judicial retiran el cadáver. / SUR

Agentes de la Policía Local detuvieron al sospechoso en un hotel del Centro, hasta el que había huido en un autobús de la EMT

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Trágico suceso el que se registró ayer en la barriada malagueña de El Limonar, donde un hombre de 70 años murió apuñalado presuntamente a manos de su hijo. Tras el suceso, el supuesto agresor huyó del lugar en autobús y fue detenido por agentes de la Policía Local en un hotel del Centro, según confirmaron las distintas fuentes consultadas.

Las alarmas saltaron sobre las 16.30 horas, cuando los servicios de emergencias recibieron el aviso de que se había producido una agresión en un domicilio de un bloque de viviendas situado en la avenida de las Caballerizas. Hasta el lugar se desplazaron inmediatamente dotaciones de Policía Local y Nacional, así como de los servicios sanitarios. Los médicos solo pudieron confirmar la muerte de la víctima, un hombre septuagenario. Se trata de Julio Nieto Centeno, un ingeniero de minas jubilado muy conocido y apreciado en el barrio.

Sin embargo, en la vivienda no se encontraba el principal sospechoso del crimen. Se trata de su hijo de 24 años de edad, con el que convivía en la vivienda y que padece un trastorno mental. Por ello, las autoridades pusieron inmediatamente en marcha un dispositivo para localizar y detener al presunto autor de los hechos.

Las fuentes consultadas por este periódico han explicado que los agentes de la Policía Local se enteraron de que el sospechoso podría haberse marchado del lugar del suceso en un autobús de transporte público. Por ello, los funcionarios se pusieron inmediatamente en contacto con la Empresa Malagueña de Transportes (EMT).

Su intención no era otra que averiguar qué autobuses pasan por la zona en la que tuvo lugar el trágico suceso. Una vez que conocieron la línea que pasa por esa calle, los policías locales marcaron y siguieron el itinerario que podría haber seguido el joven durante su huida.

Julio Nieto Centeno.
Julio Nieto Centeno.

Las pesquisas no tardaron en dar resultado. Al parecer, el joven de 24 años de edad había circulado en dirección hacia el Centro de la capital malagueña y se había apeado del autobús en las inmediaciones del Paseo del Parque, por lo que se dio inmediatamente aviso a las dotaciones de esta zona de la ciudad para que buscaran al sospechoso. Con las características físicas del joven, los agentes de la Policía Local de Málaga se volcaron en su arresto, un dispositivo en el que participaron tanto efectivos uniformados como vestidos de paisano. Le buscaron en las iglesias que supieron que solía frecuentar, así como en un hotel de la zona Centro en la que les informaron de que se solía alojar de vez en cuando, siempre según han indicado las fuentes.

El sospechoso padece un trastorno mental y fue trasladado hasta un hospital para ser atendido

Está previsto que esta mañana los médicos forenses lleven a cabo la autopsia del cuerpo

Sin embargo, los primeros intentos fueron en vano. No daban con el sospechoso, aunque sí le comentaron al personal del hotel que, si el joven acudía al establecimiento, que le atendieran como si nada hubiera ocurrido y que les dieran aviso. Así ocurrió. Los policías locales se desplegaron en la habitación en la que se encontraba el sospechoso y llamaron a la puerta. Al abrir el joven la misma y comprobar los funcionarios que se trataba del presunto autor de los hechos, decidieron intervenir inmediatamente y procedieron a su arresto.

De hecho, las fuentes han indicado que el chico aún tenía manchas de sangre cuando fue sorprendido. Los agentes, tras el arresto, procedieron a trasladarle hasta un centro sanitario, donde fue atendido y permaneció bajo custodia de los funcionarios de la Policía Local.

Mientras tanto, en la vivienda de El Limonar, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) se desplegaban para hacerse cargo de la investigación sobre lo ocurrido. Efectivos de la Policía Científica recogieron muestras y sus compañeros del Grupo de Homicidios comenzaron a recabar pruebas.

Los vecinos

Por su parte, los vecinos asistían atónitos a lo ocurrido. Todos conocían a Julio Nieto y a su hijo. Los dos vivían en la vivienda solos, después de que la madre del joven falleciera hace unos años por una enfermedad y que sus hermanos se independizaran. Los residentes en el bloque explicaron que Julio era un hombre amable. Jubilado, no era difícil cruzarse con él cuando salía a pasear por la zona o encontrárselo en la piscina de la urbanización en la que vivía, a la que le gustaba acudir para leer.

Su cuerpo fue trasladado en la tarde de ayer hasta el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, situado en los bajos de la Ciudad de la Justicia. Será en estas instalaciones donde a lo largo de esta mañana de hoy se le practique la autopsia. Según han indicado las fuentes, las muestras recabadas inicialmente apuntan a la muerte por heridas de arma blanca como causa del fallecimiento.