Detienen a un hombre acusado de tocarle el culo a una adolescente de 14 años en el Centro de Málaga

Agentes del GOA en una imagen de archivo. /Sur
Agentes del GOA en una imagen de archivo. / Sur

La joven relató a la Policía Local que, tras recriminarle su actitud al individuo, le dijo que se callara y la amenazó con agredirla

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Mientras el Centro de la capital malagueña vivía sus últimas horas del primer día de feria, una adolescente de 14 años acudía temerosa a una patrulla del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local de Málaga. Quería ayuda, ya que aseguraba que un hombre le había tocado el culo y que después la amenazó, tras lo que los agentes actuaron y detuvieron al sospechoso.

Ocurrió el pasado viernes 16 de agosto. Sobre las 20.40 horas, la denunciante caminaba por la céntrica plaza de La Merced. No iba sola, su prima, de su misma edad, la acompañaba en el trayecto, según han explicado las fuentes consultadas por este periódico.

Fue entonces cuando, supuestamente, el hombre le tocó el culo a la adolescente. La chica aseguró que inmediatamente le recriminó su actitud, a lo que el sospechoso dice que le contestó amenazándola. La frase quedó grabada en la memoria de la denunciante: «Cállate que si no te voy a romper la boca».

La adolescente, asustada, observó que en la zona había una patrulla del Grupo Operativo de Apoyo de la Policía Local de Málaga, por lo que se acercó a los agentes. Les contó lo que había pasado y les dio la descripción del sospechoso: un hombre vestido con pantalón corto y una camiseta amarilla, de pelo canoso y que llevaba un cubo en la mano.

Los policías locales establecieron un dispositivo para dar con él. No tardaron en hacerlo. Localizaron a un varón que reunía las características que les había proporcionado la joven. En concreto, le localizaron en la calle Frailes, situada a apenas unos 200 metros de la plaza de La Merced.

Identificación

Al preguntarle si había tenido algún incidente con la chica, el hombre habría reconocido haberla amenazado, pero no los tocamientos. Ante esta situación, los agentes procedieron a identificar al sospechoso. Sin embargo, no fue una tarea fácil, ya que, supuestamente, comenzó a lanzar manotazos, resistiéndose a la labor de los policías locales.

Los agentes tuvieron que proceder a reducirle y detenerle, empleando para ello la fuerza mínima indispensable. Además, durante la intervención, presuntamente, el hombre, vecino de Rincón de la Victoria y de 58 años de edad, habría llegado a amenazar de muerte a los policías locales, siempre según han informado las mismas fuentes.