Detenido un sicario cuando viajaba a Marbella para secuestrar a un miembro de una banda rival

El arrestado era un hombre peligroso que habitualmente iba armado y que cuenta con numerosos antecedentes en su país

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Las autoridades han detenido a un peligroso sicario cuando viajaba a Marbella para secuestrar al miembro de una banda rival. Se trata de un hombre de nacionalidad polaca que cuenta con numerosos antecedentes en su país por secuestros, lesiones y tráfico de drogas. De hecho, este hombre iba habitualmente armado y tenía fuertes vínculos con el crimen organizado internacional asentado en la provincia de Málaga.

Pero en el momento de su detención no estaba solo. Iba acompañado por tres personas de su confianza, que se dedicaban a protegerle. A los policías les llamó la atención uno de los acompañantes, que llevaba una bolsa con 100.000 euros y 1.000 libras en efectivo, dinero con el que pretendían realizar una compra de droga para la organización criminal.

El arresto de estas personas es el fruto de una importante investigación que se inició en el mes de marzo. Entonces, la policía de Polonia dio la voz de alarma a las autoridades españolas informando de que se encontraba en España el líder de una banda especializada en el tráfico de drogas, los atracos y los conocidos como 'vuelcos', es decir, robos violentos a otros narcos.

El ahora detenido se encontraba en España para saldar un ajuste de cuentas con un miembro de una banda rival, para lo que viajó primero a Barcelona con su personal de confianza y, posteriormente, pretendía dirigirse a Marbella. Las autoridades les seguían la pista y, el día 20 de marzo, observaron como estas personas abandonaban el hotel en el que se hospedaban y cogían un taxi para ir a la estación de trenes de Sants.

Desde allí pretendían desplazarse hasta la localidad costasoleña. Bajo una estrecha vigilancia, les dejaron hacerlo y, cuando el tren llegó a la estación malagueña de María Zambrano, procedieron al arresto de los sospechosos en el marco de un amplio dispositivo, establecido por la peligrosidad de estas personas.

Fue el resultado de una operación conjunta en la que han participado Policía Nacional, los Mossos D´Esquadra y la policía polaca. Gracias a esa colaboración se emitió a tiempo una orden europea de detención del sospechoso, por un secuestro en Polonia y conocerse que pretendía cometer otro en Marbella. Tras su detención fue puesto a disposición judicial para su extradición, siempre según han informado desde el Ministerio del Interior.