Detenido en Sevilla el presunto asesino de Joshua

Detenido en Sevilla el presunto asesino de Joshua

La Policía Nacional arresta al sospechoso, que se encontraba en paradero desconocido desde el hallazgo del cadáver del joven en el paseo marítimo Pablo Ruíz Picasso de Málaga

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

La Policía Nacional ha detenido este jueves en Sevilla al presunto asesino de Joshua Batún, cuyo cuerpo fue hallado el pasado 30 de diciembre en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso de la capital malagueña después de haber sido apuñalado hasta la muerte y arrojado desde un coche. Así lo han confirmado desde la Comisaría Provincial, desde donde han concretado que el sospechoso ha sido localizando en la barriada de Las Tres Mil Viviendas.

Se trata de Andrés Ismael, de 31 años de edad y vecino de Málaga, que se encontraba en paradero desconocido desde el momento de los hechos. De hecho, la Policía Nacional y la propia familia del fallecido llegaron a pedir la colaboración de la ciudadanía para localizar a este hombre, arrestado como presunto autor de la muerte del joven malagueño.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 30 de diciembre. Unas horas antes, Joshua había salido de la casa en la que convivía con su hermana para tomar algo en un bar de copas de la capital que frecuentaba. Allí fue donde se encontró con el sospechoso, su pareja, también detenida en este caso, y unos amigos en común.

Todo ocurre poco después, cuando la víctima se quedó a solas con Andrés Ismael y su novia. La investigación de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía trata de determinar qué paso desde ese momento hasta el hallazgo del cadáver.

Sin embargo, todo apuntó desde un primer momento a estos dos sospechosos como presuntos autores de la muerte de Joshua. En un auto judicial se explica que el joven recibió 19 puñaladas, 13 de ellas por la espalda, antes de ser arrojado desde el coche, que pertenecía a la novia de Andrés Ismael.

De hecho, el turismo se encontró cerca de su casa, con sangre y arena, la misma que la víctima tenía adherida en su cuerpo. También en las proximidades del domicilio, en un contenedor, se halló ropa de los investigados manchada de sangre, mientras que en la vivienda que okupaba el sospechoso se encontró el chaquetón quemado de la víctima y la hoja de un cuchillo que coincide con las heridas.

Pero ambos estaban en paradero desconocido. Sin embargo, se supo algo más sobre este asunto el pasado 24 de enero, cuando la sospechosa se entregó a la Policía Nacional. En comisaría, relató que los tres fueron en coche a la zona de Sacaba de la capital, quedándose ella en el turismo, mientras los dos hombres se bajaron.

Tras andar unos metros hacia el mar, continuó afirmando que vio un forcejeo entre ambos, cayendo uno de los hombres al suelo. La detenida manifestó que Andrés Ismael arrastró el cadáver y lo introdujo en el maletero, tras lo que circularon en dirección a El Palo. Aseveró que su pareja le dijo que iba a llevar el cuerpo a los montes para tirarlo allí.

Pero cuando se encontraban en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso escucharon un ruido como de que se había abierto el maletero, según señaló a los policías, añadiendo que su pareja se bajó del coche y dijo que el cuerpo no estaba, que se había caído. Desde entonces, la mujer convivió con el sospechoso intentando eludir la acción de la justicia, hasta que se entregó.

Las autoridades se afanaban desde entonces en encontrar a Andrés Ismael, que finalmente ha sido localizado en Sevilla. Para su detención se ha organizado un operativo especial en el que han intervenido agentes de los grupos de Homicidios de Málaga y Sevilla, además de los GOES.

Noticias relacionadas

Temas

Sucesos