Detenido por maltratar y tener encerrada bajo llave a su pareja en Málaga

Los agentes hallaron en la vivienda un sistema de secado y cultivo de marihuana con un enganche ilegal. /
Los agentes hallaron en la vivienda un sistema de secado y cultivo de marihuana con un enganche ilegal.

La investigación de la Policía Local apunta a que la mujer solo podía salir del domicilio cuando él lo autorizaba y siempre en su compañía

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Un joven de 22 años ha sido detenido por la Policía Local de Málaga acusado de tener encerrada bajo llave a su pareja, controlando supuestamente todos sus movimientos y permitiéndole salir solo cuando él la acompañaba, según confirmaron fuentes policiales.

Los hechos sucedieron sobre las dos de la tarde del pasado viernes en una calle del Centro de la capital. Todo comenzó a raíz de una llamada al 092 de la Policía Local que alertaba de una pelea en la vía pública. Al llegar, los agentes encontraron discutiendo a un grupo de unas 15 personas. Una de ellas tomó la voz cantante y explicó a los funcionarios que estaban allí congregados porque una chica de la familia era víctima de la violencia de género desde hacía ocho meses.

Los policías locales activaron rápidamente un dispositivo -se sumaron todas las unidades de servicio en la zona- que les permitió localizar a la mujer, quien se había refugiado en casa de una amiga con sus hijos, menores de edad.

El sospechoso estaba de okupa en la vivienda, donde los agentes hallaron un sistema de secado y cultivo de marihuana con un enganche ilegal al alumbrado público

Tras entrevistarse con ella, los policías locales pudieron constatar que los supuestos malos tratos venían produciéndose desde hacía ocho meses, y que el último episodio se habría producido tan solo cuatro días antes. Y algunas de esas agresiones habrían tenido lugar delante de los niños. De hecho, los agentes vieron que presentaba hematomas.

Los funcionarios pudieron observar también el grado de sometimiento en el que, al parecer, estaba viviendo la joven. Según fuentes policiales, la víctima solo salía del inmueble cuando él se lo permitía y, mientras tanto, permanecía encerrada en la vivienda, de la que, además, solo tenían una llave y que estaba en posesión de su pareja.

Mientras esa unidad se entrevistaba con la chica, las demás patrullas se afanaban en localizar al presunto autor de los hechos, un joven de 22 años y de origen marroquí al que sorprendieron cuando salía del domicilio.

Según fuentes policiales, el individuo se limitó a reconocer que había mantenido una discusión con su pareja, pero negó tener un arma y accedió voluntariamente a que los funcionarios entraran a la vivienda para inspeccionarla. Lo primero que vieron los agentes al pasar fue que el sujeto tenía un perro de una raza potencialmente peligrosa, que él se apresuró a introducir en una de las habitaciones. Antes de que cerrara la puerta, los policías vieron que en el cuarto habían plantas y efectos de cultivo de marihuana. Cuando le preguntaron por la droga, admitió que era de su propiedad, pero alegó que era para consumo propio. De hecho, la víctima tenía también prohibido acceder a esa habitación.

En el cuarto encontraron lo que, a juicio de los policías, era un sistema de secado y cultivo de marihuana: había seis lámparas de calor, 10 transformadores de 600 vatios, un equipo de aire acondicionado, sistemas de ventilación y todo el cableado con una conexión ilegal al alumbrado público. También había 60 maceteros con tierra, pero sin plantas, y una caja de cartón con cogollos de marihuana que arrojaron un peso de 284 gramos.

Al inspeccionar el piso, los agentes encontraron el arma, que estaba encima de la nevera, y que resultó ser una pistola simulada. A medida que iban recorriendo la vivienda, los policías iban añadiendo cargos al joven, que inicialmente había sido arrestado como presunto autor de un delito de violencia de género, amenazas y detención ilegal.

Al parecer, y siempre según fuentes policiales, el hombre estaba como okupa en el piso -tal y como él mismo reconoció- y tenía 'puenteada' la luz desde el exterior mediante un enganche ilegal al tendido público. El detenido ha sido puesto ya a disposición judicial.