Detenido por dejar encerrada a su pareja en una vivienda del Centro de Málaga después de ponerle un machete en el cuello

Detenido por dejar encerrada a su pareja en una vivienda del Centro de Málaga después de ponerle un machete en el cuello

Ante los gritos de la mujer pidiendo auxilio, varios vecinos alertaron a la policía

EFEMálaga

Un hombre de 41 años ha sido detenido por la Policía Local de Málaga como presunto autor de los delitos de violencia de género y detención ilegal por encerrar a su pareja, una mujer de 31 años, después de amenazarla de muerte poniéndole un machete en el cuello.

Los hechos ocurrieron en una vivienda del distrito centro de la capital malagueña, donde ambos mantuvieron una discusión durante la cual el hombre rompió violentamente la mesa del salón, lanzó un cenicero contra la pared y puso un machete en el cuello a la mujer.

A continuación, al parecer, la encerró en el inmueble y quitó el pomo de la puerta para evitar que pudiera salir, ha informado este miércoles la Policía Local en un comunicado.

Ante los gritos de la mujer pidiendo auxilio, varios vecinos hicieron llamadas para informar de los hechos a la sala 092 de la Policía Local, y dos dotaciones se trasladaron a la vivienda.

Los agentes encontraron a la mujer llorando y muy nerviosa, y a través de la ventana de la cocina, les explicó a los policías que su pareja se había marchado y que la había dejado encerrada.

Los policías consiguieron, dándole las indicaciones oportunas a la mujer, que pudiera abrir la puerta a pesar de no tener el pomo y accedieron al domicilio, donde apreciaron que el salón se encontraba revuelto y que había una mesa rota.

Además, los agentes intervinieron el machete con el que presuntamente el individuo había amenazado a la víctima, y comprobaron que se trataba de un arma blanca de grandes dimensiones, con una longitud de 30 centímetros de hoja.

Mientras la víctima les relataba lo sucedido, el hombre se personó en el domicilio, por lo que los policías locales procedieron a detenerlo, tras lo que fue trasladado a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial.

Previamente, ambos fueron trasladados en sendos coches patrullas a un centro hospitalario para ser asistidos, ya que, en el caso del individuo, presentaba un corte en una mano.