Detenido con 47 kilos de hachís tras una persecución por las calles de Málaga al saltarse un semáforo en rojo

Droga intervenida por los agentes de la Policía Local. /
Droga intervenida por los agentes de la Policía Local.

Más de media docena de dotaciones policiales siguieron al sospechoso por las calles de la capital hasta que le dieron alcance en el Palacio de Congresos

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Mientras patrullaban, vieron como un conductor se saltaba un semáforo en rojo. Parecía que iba a ser una intervención más debido a una infracción de circulación, sin embargo, solo fue el comienzo de una persecución por las calles de Málaga que acabaron con un joven de 23 años detenido y 47 kilos de hachís intervenidos, según han informado las fuentes consultadas por este periódico.

Los hechos ocurrieron hace unas semanas sobre las cuatro de la madrugada. Aquella noche, una dotación de la Policía Local se encontraba patrullando por la avenida Ortega y Gasset de la capital cuando los agentes observaron como un vehículo, un Peugeot 307, se saltaba un semáforo y se paraba en el siguiente, que también estaba en rojo.

Ante lo ocurrido, los policías locales pusieron su vehículo detrás del infractor, un joven de nacionalidad marroquí, y le hicieron indicaciones para que se echase a un lado, con el objetivo de sancionar al infractor. Lejos de hacerles caso, el conductor aceleró bruscamente e inició una huida en dirección a la avenida Juan XXIII.

Empezaba así una persecución por las calles de la capital. Los agentes comunicaron lo que estaba ocurriendo a través de la emisora y los refuerzos comenzaron a llegar. En total, en la intervención llegaron a participar hasta siete dotaciones de la Policía Local, a la que también se incorporaron efectivos de la Policía Nacional.

El conductor circuló a gran velocidad, saltándose semáforos y sin respetar señales como ceda el paso o stop. Tampoco hacía caso a los policías locales, quienes a través de la megafonía le ordenaban que parase el vehículo. De esta forma recorrió las calles Juan Gris, Camino de San Rafael, Carretera de la Azucarera Intelhorce, regresó a la avenida Ortega y Gasset, para continuar por Alcalde Díaz Zafra, Camino de San Rafael y avenida de las Malagueñas, hasta llegar a la zona del Palacio de Congresos.

Allí fue donde finalmente uno de los indicativos consiguió cortarle el paso al sospechoso. Al verse sin escapatoria, el joven inició una huida a pie, aunque fue rápidamente interceptado por policías locales, que tuvieron que inmovilizarlo ante la gran resistencia que mostró durante su detención, siempre según han asegurado las fuentes consultadas, quienes han precisado que uno de los agentes sufrió lesiones leves y tuvo que ir a centro médico para ser asistido.

Cacheo del sospechoso

Una vez arrestado, los policías locales procedieron a cachear al joven. También inspeccionaron el vehículo en el que el sospechoso había protagonizado la persecución, donde encontraron dos bolsas grandes, en las que había numerosos paquetes de color marrón, así como cuatro teléfonos móviles, quedando todos estos efectos intervenidos.

Tras su detención, el sospechoso fue trasladado a dependencias policiales. Allí los agentes se encargaron del recuento de los bultos que resultaron contener hachís, hallando 169 paquetes que arrojaron un peso total de 47 kilos.

Asimismo, las fuentes consultadas han indicado que los policías que actuaron también vieron al detenido hablando por el móvil mientras conducía. Por todo ello, le arrestaron acusado de haber cometido supuestos delitos contra la salud pública y la seguridad vial, así como de desobediencia y resistencia a agentes de la autoridad.

 

Fotos

Vídeos