Detenido por amenazar con una motosierra a los policías que fueron a buscarle a su casa en Las Castañetas

Agentes de la Policía Local en una imagen de archivo. /Sur
Agentes de la Policía Local en una imagen de archivo. / Sur

Dos agentes resultaron heridos durante el arresto del sospechoso, al que localizaron tras protagonizar un incidente de tráfico en el Centro

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Los agentes fueron a su casa a buscarle por un incidente de tráfico que había tenido lugar unos minutos antes en el Centro de Málaga. Era el sospechoso de haber provocado un accidente en plena Avenida de Andalucía, sin embargo, los policías locales no podían ni imaginar la violencia con la que, supuestamente, les recibió el hombre cuando llegaron a la vivienda, donde llegó incluso a amenazarles con una motosierra. Finalmente, quedó detenido acusado de casi media docena de delitos, según han confirmado las fuentes consultadas por este periódico.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del pasado jueves. Sobre las 04.30 horas de la mañana se producía un incidente de tráfico en el Centro. Un conductor de VTC circulaba por las calles de la capital hacia el aeropuerto, a donde llevaba a una familia de turistas que habían pasado unos días de vacaciones en Málaga. Fue entonces cuando, según han explicado las fuentes, el sospechoso golpeó con su vehículo por detrás al del trabajador.

Al parecer, el conductor de la VTC se bajó del coche para reclamar al otro hombre los papeles del seguro para dar parte del siniestro, momento en el que habría resultado lesionado en la espalda. Las fuentes han explicado que, presuntamente, el sospechoso le golpeó con el espejo retrovisor de su coche al dar marcha atrás para huir del lugar de los hechos a toda velocidad.

Sin embargo, al conductor de VTC le dio tiempo a apuntar la matrícula del vehículo con el que había tenido el siniestro. A los pocos minutos, estos datos, junto a las características del coche, ya se encontraban en poder de la Policía Local de Málaga, que estableció un dispositivo para localizar al sospechoso.

Dentro de esta actuación, una patrulla de la Policía Local de Málaga de la zona de Campanillas acudió a la vivienda del hombre, situada en la barriada de Las Castañetas. Al llegar, se encontraron con el coche aparcado en el domicilio, aún con el motor en marcha, las luces encendidas y la música a un volumen muy alto. Sin embargo, el sospechoso no estaba en su interior, le vieron, a través de una ventana, dentro de la casa.

Se trata de un hombre de nacionalidad española y de 51 años de edad, al que, a través de esa ventana, los policías locales le pidieron que saliera de la vivienda para explicarles lo que había ocurrido unos minutos antes en el Centro de la capital. La respuesta del sospechoso, supuestamente, fue violenta, comenzando a insultar a los agentes y a arrojarles objetos e incluso ladrillos que golpearon los cristales y los rompieron.

Mientras tanto, el hombre no dejaba de amenazar de muerte a los agentes. Al parecer, les decía frases como: «Os voy a rajar» y «os voy pegar un tiro con una escopeta de cartuchos que tengo». Tras perderle unos segundos de vista, según han precisado las fuentes, el sospechoso cogió una motosierra y se abalanzó contra la ventana en la que estaban los policías locales, que tuvieron que esquivar la arremetida para no resultar lesionados.

Los agentes se dirigieron entonces a la puerta de la vivienda, que se encontraba entreabierta. Al intentar ir a cerrarla, el sospechoso quedó frente a los dos policías locales, momento en el que presuntamente arremetió de nuevo contra uno de ellos empujándole e inició la huida escaleras arriba en el interior de la vivienda. Entonces fue cuando acabó siendo reducido por los policías locales, a los que ayudaron sus compañeros de otra patrulla que en ese momento llegaron al domicilio.

De hecho, durante el arresto, las fuentes han afirmado que el hombre no dejó de lanzar codazos y manotazos a los policías locales, resultando dos de ellos heridos de carácter leve en la intervención. En cuanto al sospechoso, tras la detención, fue trasladado hasta dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados.

Prueba de alcoholemia

Los agentes observaron que presentaba síntomas de encontrarse bajo los efectos de las bebidas alcohólicas, por lo que le pidieron que se sometiera a la prueba pertinente, algo a lo que el sospechoso se negó. Por todo ello, el hombre fue acusado de casi media docena de delitos. En concreto, le arrestaron por los de atentado, resistencia y amenazas a agentes de la autoridad, así como por dos delitos más contra la seguridad vial, por negarse a someterse a la prueba de alcoholemia y conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

De hecho, siempre según han informado las fuentes consultadas por este periódico, solo unos días antes, los agentes le sorprendieron conduciendo ebrio. Así, el día 1 de agosto, la Policía Local le sancionó por otro delito contra la seguridad vial.