Detenida una mujer acusada de fingir una violación múltiple para ocultar una relación sexual con un vecino

Detenida una mujer acusada de fingir una violación múltiple para ocultar una relación sexual con un vecino

La denunciante dijo que había sido raptada por cuatro individuos, pero la policía, tras cinco meses de investigación, concluyó que ha simulado el delito

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

La denunciante aseguró haber sufrido un rapto que acabó en una violación múltiple en Málaga capital. La Policía Nacional abrió una investigación, que se ha mantenido secreta durante meses, para aclarar lo sucedido. Pero el caso, a medida que avanzaban las pesquisas, ha ido virando hasta dar un giro de 180 grados. De supuesta víctima, la mujer ha pasado a detenida por un delito contra la Administración de Justicia, ya que los investigadores han llegado a la conclusión de que habría simulado el delito para ocultar una relación sexual con un vecino.

Los hechos sucedieron el pasado mes de junio. La denunciante, ahora investigada, declaró en comisaría que estaba sentada en una parada de autobús de la capital cuando un coche se detuvo junto a ella y se apearon cuatro desconocidos que la obligaron a subirse en él por la fuerza. Según su relato, la llevaron hasta una casa situada en una zona aislada. Solo recordaba un detalle de la vivienda, un portón de color verde, y un rasgo físico de uno de los autores de la violación que denunciaba: un tatuaje muy característico en la espalda. Tras la agresión sexual, volvieron a subirla en el coche y la condujeron hasta el lugar desde donde se la habían llevado por la fuerza. La denunciante manifestó que se quedó unos segundos sentada en la parada del autobús, tratando de recomponerse y encajar lo sucedido, y después acudió a la comisaría.

Los investigadores de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional se volcaron en el caso bajo la hipótesis de un rapto y posterior violación de la víctima, pero el avance de las pesquisas iba desmontando su versión de los hechos, según confirmaron fuentes cercanas al caso. Los agentes comprobaron que no había estado en el Centro, como ella decía. Y localizaron incluso a la persona con la que supuestamente estuvo, un vecino que, al parecer, reconoció haber tenido relaciones consentidas con ella aquella noche, lo que tumbó por completo la primera hipótesis policial y abrió una nueva: que la mujer simuló la violación porque quería ocultar ese contacto sexual a su pareja, con la que había mantenido una fuerte discusión ese mismo día.