Detienen en Málaga a una cuidadora y a su pareja por robar joyas y una colección de sellos a un matrimonio de octogenarios

Detienen en Málaga a una cuidadora y a su pareja por robar joyas y una colección de sellos a un matrimonio de octogenarios

La mujer se habría encargado de sustraer los efectos, valorados en más de 15.000 euros, aprovechándose de la confianza que habían depositado en ella

SURMálaga

Agentes de la Policía Nacional han detenido, el pasado día 7 en Málaga, una pareja –un hombre y una mujer de 54 y 60 años y nacionalidad española- por su presunta responsabilidad en el hurto de joyas y una colección de sellos en la vivienda donde la mujer trabajaba como cuidadora. Según las pesquisas, la investigada hurtó las joyas mientras su marido el que las vendió. La mujer, que ejercía como cuidadora de un matrimonio de octogenarios, se aprovechó de la confianza que los esposos habían depositado en ella y en un momento de descuido accedió a los efectos que se encontraban bajo llaves y los sustrajo.

La investigación se inició a raíz de la denuncia de una de las víctimas que acompañado de un familiar relató los hechos y las sospechas sobre la presunta autora -una mujer que cuidaba en ocasiones de el y de su esposa-. Según expuso, esta persona entraba en su domicilio desde octubre de 2018 si bien se había percatado de la desaparición de las joyas y de la colección de sellos hasta finales de enero.

Fingió el divorcio de su marido para evitar sospechas sobre el

Ante los hechos descritos, los agentes iniciaron una investigación a fin de esclarecer, localizar y detener a los responsables. Las pesquisas condujeron a la plena identificación de la cuidadora, una mujer de 60 años que resultó detenida por su presunta implicación en el hurto de joyas y una colección de sellos valorados en más de 15.000 euros.

Durante las indagaciones los agentes se percataron de que la mujer en su declaración hizo bastante hincapié en su estado civil, indicando que llevaba divorciada desde hace 15 años. A raíz de toda la información obtenida los agentes comprobaron que la cuidadora no estaba divorciada y que su marido había vendido parte de las joyas sustraídas. Finalmente, el hombre también fue detenido por su presunta implicación en los hechos investigados.

Parte de las joyas fueron recuperadas porque aún no habían sido vendidas, si bien las que habían vendido -a pesar de ser reconocidas en fotos por la víctima- no han podido ser recuperadas porque ya habían sido fundidas.