El desalojo del edificio de Hacienda en Málaga por obras se acometerá entre mayo y junio

El edificio de la Delegación de Hacienda fue levantado a finales de los años 70. /SUR
El edificio de la Delegación de Hacienda fue levantado a finales de los años 70. / SUR

La redistribución de los departamentos de la Agencia Tributaria y del Ministerio a cinco locales de la ciudad se realizará por fases

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Hacienda encara la recta final de los trámites iniciados hace casi dos años para desalojar la sede de la avenida de Andalucía y acometer una rehabilitación integral que corrija los considerables daños detectados en la estructura del edificio. Con los cuatro locales donde serán reubicados durante al menos siete años los 528 funcionarios de los distintos departamentos de la Agencia Tributaria y del propio Ministerio de Hacienda prácticamente listos, el órgano estatal acaba de impulsar ahora el contrato para ejecutar el traslado de todo el mobiliario. Unos trabajos que se llevarán a cabo por fases y, preferiblemente, por las tardes y los fines de semana para no afectar al servicio, y que se espera tener listos para mediados de junio.

Las labores de mudanza han salido a concurso por un importe de 95.494 euros (IVA incluido), una cuantía pequeña si se compara con los 15 millones de euros que van a salir de las arcas públicas en estos siete años (prorrogables por hasta tres años más) sólo en lo concerniente al alquiler de los cuatro inmuebles de la ciudad donde serán repartidas las distintas áreas (hay un quinto, que es propiedad del Estado).

Un montante que se suma a otros 1,3 millones destinados para costear parte de los trabajos de adaptación de las futuras oficinas y, más adelante, al importe que se llevará la propia ejecución de las obras de rehabilitación del edificio, cuyo coste se estima en unos cuatro millones, aunque la cuantía exacta no se concretará hasta que quede vacío y se puedan realizar las demoliciones de todo el revestimiento de los techos y tabiques. Será entonces cuando se pueda hacer un diagnóstico más preciso sobre el alcance del debilitamiento en la estructura desde su construcción a finales de los años 70.

Distribución

Como ha venido informando este periódico, los servicios de la Agencia Tributaria se repartirán entre el edificio de la calle Héroe de Sostoa que hasta hace un año ocupaban el centro de oportunidades y un supermercado de El Corte Inglés (antiguo Gaybo), la mayor parte de la segunda planta de oficinas del centro comercial Málaga Plaza, la entreplanta del edificio Rialto de la calle Hilera que hasta hace una década albergó varios juzgados y, de forma más residual, el inmueble de la Aduana Marítima que la Agencia Tributaria posee en el Muelle de Heredia. El puzle se completará con la planta de un edificio de oficinas con fachada a la avenida de Andalucía y la calle Compositor Lehmberg Ruiz (justo encima de la tienda de Cortefiel) que fue sede de la Cámara Agraria y al que irán los departamentos del propio Ministerio de Hacienda y de organismos como el Catastro o el Tribunal Económico-Administrativo.

A la espera de los pasos que dé el Ministerio para el traslado de sus 130 funcionarios, en la Agencia Tributaria sí que tienen fijado ya un calendario para esa mudanza. En principio, los primeros en salir durante la segunda quincena de mayo serán los 126 empleados del área de Inspección que irán al Málaga Plaza. A estos les seguirán, entre finales de mayo y comienzos de junio, otros 96 de áreas no operativas (servicios generales, recursos humanos y otros departamentos) que se instalarán en la calle Hilera. En esos días también está previsto el traslado al inmueble propiedad de El Corte Inglés de los 264 puestos de los departamentos de gestión, recaudación e información al ciudadano, mientras otros 42 irán al Muelle de Heredia, donde también se están haciendo trabajos de redistribución de los servicios actuales para dejarles hueco.

Pese a este movimiento, desde la Agencia Tributaria aseguran que la próxima campaña de la Renta no se verá afectada por este proceso, ya que las declaraciones se tramitan desde hace años en las oficinas de la calle Puerto, en la zona de La Malagueta, que únicamente se habilitan para la ocasión y que albergan a los empleados que se contratan cada año para reforzar la campaña.