El derribo del Astoria, pendiente de licitarse tres meses después del permiso de la Junta

El Ayuntamiento prevé demoler la manzana de los antiguos cines al completo./ÑITO SALAS
El Ayuntamiento prevé demoler la manzana de los antiguos cines al completo. / ÑITO SALAS

Urbanismo asegura que sacará a concurso en los próximos días la obra, que ha estado a la espera de recibir asignación presupuestaria

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Los tiempos de espera propios de la burocracia retrasan los proyectos sea cual sea la administración por la que tengan que pasar. Es el caso de la intervención en la manzana de los cines Astoria y Victoria, para la que el Ayuntamiento ha previsto una actuación inicial de derribo de estas construcciones de forma que se puedan completar las excavaciones arqueológicas en el subsuelo de esta parcela del Centro. El 14 de agosto del año pasado, el equipo de gobierno municipal remitió el proyecto de demolición del Astoria a la Consejería de Cultura para su preceptiva autorización. El Consistorio urgió entonces a la Junta a que diera luz verde a la actuación para poder activarla de forma inmediata y avanzar en nuevos sondeos que arrojen luz sobre la viabilidad del proyecto presentado por unos empresarios cordobeses, que quieren hacerse con la concesión de este espacio para realizar un auditorio soterrado, a diez metros de profundidad, sobre el que se levantarían varias plantas para usos de hostelería y culturales.

El visto bueno de Cultura llegó el 7 de noviembre, cuando el Gobierno andaluz anunció que daba vía libre a la demolición de los viejos cines. Entonces, el Consistorio aseguró que impulsaría la ejecución del proyecto de forma inmediata. Sin embargo, ese ímpetu no se ha traducido en una efectiva agilidad para poner en marcha la obra, que ya acumula en el tejado de la Gerencia Municipal de Urbanismo prácticamente el mismo tiempo que estuvo parada en los despachos de Cultura.

Cuestionado al respecto por este periódico, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, explicó que la actuación no ha salido todavía a concurso porque se han demorado los trámites para asignarle una partida presupuestaria procedente del remanente del presupuesto de 2018, que se encuentra prorrogado al no haberse aprobado todavía el presupuesto de este año. Pomares señaló que se trata de un dinero procedente del convenio urbanístico asociado a la ampliación del centro comercial y de ocio Plaza Mayor que estaba pendiente de incorporarse a las cuentas prorrogadas de 2019. Según aclaró, ya se ha incorporado y el proyecto de demolición está en disposición de sacarse a concurso en los próximos días.

Urbanismo ha presupuestado la operación de derribo del Astoria en 413.790 euros y ha estimado un plazo de dos meses para ejecutarla, una vez que sea contratada, para lo que todavía quedan varios meses. La actuación ocupará uno de los dos carriles de tráfico en sentido sur de la calle Victoria y generará 2.700 toneladas de escombros. Comenzará con la instalación de un vallado de obra fijo al suelo de una altura mínima de dos metros y medio, opaco, y de firme consistencia para poder instalar perchas con lonas o mallas de protección que eviten la caída de cascotes a la vía pública.