Derriban una casa que albergó a cientos de refugiados durante la Guerra Civil

Ayer se completaron los trabajos de demolición. /Francis Silva
Ayer se completaron los trabajos de demolición. / Francis Silva

En su lugar se construirá una vivienda unifamiliar con piscina

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Ayer se llevaron a cabo los trabajos de demolición de la casa que se ubicaba en el número 19 de la calle República Argentina, en El Limonar, para dar paso a la construcción de una nueva vivienda unifamiliar con piscina. El inmueble derribado no contaba con protección arquitectónica, pero sí tenía la singularidad de que fue la residencia del diplomático Porfirio Smerdou Fleissner durante los años treinta del pasado siglo, un personaje que albergó en su casa a cientos de refugiados durante la Guerra Civil.

Porfirio ocupó el consulado honorario del México en Málaga desde 1931 y, como gozaba de buenas relaciones con las autoridades republicanas, se dedicó a proteger a personas que, por su identificación social e ideológica con los partidos derechistas, corrían peligro. Así, se esforzó en obtener pasaportes y salvoconductos para varios cientos de malagueños y sus familias. Al mismo tiempo, acogió en Villa Maya a un grupo de hasta sesenta refugiados, a los que protegía aplicando un peculiar derecho de asilo con la complicidad del gobernador civil. Se estima que unas 580 personas se beneficiaron de su intervención.

Alfonso Andrés Luna, de Atrika Arquitectos, autor del proyecto de la nueva vivienda, promovida por unos particulares, explicó que su intención inicial era rehabilitar y ampliar la casa original para evitar su derribo. «Sin embargo, Urbanismo rechazó ese proyecto porque no cumplía con la separación a linderos en menos de tres metros en su franja derecha», señaló el arquitecto, quien aseguró que la nueva construcción tendrá «una volumetría parecida» a la derribada para mantener su recuerdo.