Denuncian que una mujer lleva más de ocho años esperando ser operada de una mano en el Hospital Clínico

Fachada del Hospital Clínico. /SUR
Fachada del Hospital Clínico. / SUR

La Asociación el Defensor del Paciente presenta este jueves una reclamación ante el SAS por ese elevado retraso

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Una mujer lleva más de ocho años esperando que le hagan una operación del túnel carpiano en la mano derecha en el Hospital Clínico Universitario, según ha dicho la afectada a este periódico. El abogado colaborador en Málaga de la Asociación El Defensor del Paciente, Francisco Damián Vázquez, presentará este jueves un escrito de reclamación ante el SAS denunciando ese retraso excesivo.

A la paciente, que sufría fuertes dolores, se le diagnóstico que tenía el síndrome del túnel carpiano en ambas manos. El 25 de octubre de 2011, dos años mas tarde de realizarse el diagnóstico, fue intervenida quirúrgicamente de la mano izquierda. Más de ocho años después, esta mujer sigue esperando la operación de la mano derecha, una intervención que no se ha llevado a cabo pese a las distintas veces que la paciente ha ido preguntar por el motivo de la demora.

En el escrito del abogado Francisco Damián Vázquez se dice que «la enorme dilación es achacable a fallos administrativos del propio SAS», una tardanza en resolver el problema de la enferma que ha provocado un empeoramiento de su estado de salud y que le impide desarrollar sus actividades habituales con normalidad. «Todo ello a pesar de haberse interesado en varias ocasiones por el proceso y acudir en reiteradas ocasiones al SAS». Además, a causa del dolor, la mujer tiene que «tomar una ingesta excesiva de fármacos para dicho insufrible dolor», se señala en el documento que El Defensor del Paciente entregará al SAS.

La enferma, en manifestaciones efectuadas a SUR, ha denunciado que se ha perdido un electromiograma que se hizo en el centro de especialidades San José Obrero (Barbarela) en 2009, lo que ha acentuado el retraso en su asistencia.

«No parece lógico que por un error o pérdida de pruebas, las cuales se supone que deben quedar custodiadas en SAS, una persona espere más de ocho años para un diagnóstico y la intervención», se indica en el escrito de El Defensor del Paciente, que critica que no se le haya dado a la enferma «una cita urgente o no demorable, ya que no ha sido por dejadez de la paciente, sino por la pérdida de pruebas complementarias y la no realización posterior por parte de Servicio Andaluz de Salud«.

El Defensor del Paciente pide al SAS que a la enferma se le asigne con carácter urgente una cita para traumatología y que se proceda a su intervención con la máxima celeridad. En el escrito se añade que el deterioro de la enferma es evidente y progresivo, por lo que «lo único que se consigue con la demora es perjudicar su salud y movilidad».

Temas

Sas