Cosas de la Ciudad

Denuncian el envenenamiento de al menos cuatro gatos y dos perros en Olletas

La policía acudió a la zona a recoger muestras.. Arruiba, uno de los gatos muertos./SUR
La policía acudió a la zona a recoger muestras.. Arruiba, uno de los gatos muertos. / SUR

Afirman que la aparición de animales muertos se viene produciendo desde hace aproximadamente año y medio en la zona

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAYMálaga

La Policía Local investiga el posible envenenamiento de al menos cuatro gatos y dos perros ocurridos últimamente en la urbanización Atalaya de Olletas, frente al Seminario, y en una zona colindante, tras las denuncias recibidas. Una de estas ha sido presentada esta semana por el presidente de la Entidad Urbanística Colaboradora en la Conservación Olletas, Antonio Porras, tras la aparición de al menos cuatro gatos muertos en los últimos días en aquel sector. Según el denunciante, la aparición de gatos muertos se viene produciendo desde hace aproximadamente año y medio en aquella zona, envenenamientos de los que también habrían sido víctimas al menos dos perros. El último de los hallazgos se produjo el pasado día 12, cuando fueron encontrados dos gatos agonizando. Los vecinos llamaron a la policía, personándose en la zona efectivos del Grupo de Protección de la Naturaleza (Grupona) de la Policía Local de Málaga, quienes recogieron unos trozos de periódicos que contenían alimentos para animales junto a unas bolitas de color negro, al parecer veneno, que habrían sido depositados en el lugar.

Según Antonio Porras, los vecinos están muy preocupados por lo sucedido y por el peligro que esto puede suponer para los niños, pues uno de los felinos envenenados apareció muerto en un parque infantil existente en la urbanización.

Los gatos fallecidos pertenecen a una de las colonias autorizadas por el Ayuntamiento que son controladas por una persona que también ha denunciado lo sucedido y que ha echado en falta otros cuatro felinos.

Jardineras en calle Cuarteles.
Jardineras en calle Cuarteles.

Cuarteles y Puerta Blanca: excrementos en jardineras

Llaman la atención varios lectores acerca de la absoluta falta de civismo que exhiben algunos 'conciudadanos' y 'vecinos' que no tienen ningún reparo en poner a sus mascotas a hacer sus necesidades en las zonas que han sido recientemente ajardinadas y que dejan allí los excrementos tranquilamente. Ocurre en las jardineras recién plantadas de la calle Cuarteles o en los parterres mejorados de Puerta Blanca. Quizás sea necesario colocar carteles de «perros no», como se hacía antiguamente, en vista de que hay gente que no respeta esos espacios.