Denuncian que las agresiones contra los profesionales sanitarios son cada vez más violentas

Concentración contra las agresiones a los sanitarios. /FRANCIS SILVA
Concentración contra las agresiones a los sanitarios. / FRANCIS SILVA

El Sindicato Médico de Málaga reclama que cualquier comportamiento agresivo se comunique a la dirección del centro en el que se produce para tomar medidas

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Las agresiones a los profesionales sanitarios en el ejercicio de su labor son cada vez más violentas. Así, se han dado casos de apuñalamientos, retenciones en el interior de un centro sanitario, golpes a una ambulancia, puñetazos, patadas, etcétera, según se ha denunciado este miércoles en una concentración celebrada en la puerta del centro de salud Alameda-Perchel, convocada por el Sindicato Médico de Málaga (SMM) con el apoyo del colectivo 'Basta ya' y del Colegio de Médicos. La protesta se ha llevado a cabo, asimismo, en los centros sanitarios de toda Andalucía para expresar el rechazo a las conductas violentas que soportan los profesionales de la sanidad.

El presidente del SMM, Antonio Martín Noblejas, ha leído un manifiesto y ha dicho que durante este año los casos de agresiones al personal sanitario no han parado de incrementarse en Andalucía. En ese contexto, «Málaga es una de las provincias más castigadas». Martín Noblejas ha precisado que «las situaciones vividas en los centros de salud y hospitales dan una sensación de inseguridad cada vez más extendida entre los profesionales, que se sienten indefensos ante esta lacra de la sociedad que no para de aumentar». El SMM defiende que se denuncien todas las agresiones y que se identifique a los reincidentes. Igualmente, pide que cualquier acto violento se comunique a la dirección del centro sanitario en el que se produce para tomar medidas. 

El Sindicato Médico de Málaga ha puntualizado que la falta de personal y de inversiones en la sanidad pública, la sobrecarga de trabajo y la poca contundencia de las condenas a los agresores favorecen que los comportamientos violentos vayan en aumento. «Queremos soluciones inmediatas a este problema», ha recalcado Martín Noblejas.

La presidenta de 'Basta ya', Carmen González, ha puesto como ejemplo que un paciente la amenazó de muerte por negarse a firmar un certificado falso. Esa persona fue condenada con una orden de alejamiento durante 18 meses por ese comportamiento agresivo. «No se puede tolerar que nos agredan en nuestro trabajo. Nos ven como vulnerables y eso favorece las conductas violentas contra nosotros», ha manifestado la presidenta de 'Basta ya'.

El delegado provincial de Salud y Familias, Carlos Bautista, que ha estado en la concentración, ha expresado el apoyo de la Junta de Andalucía a los profesionales sanitarios y ha dicho que las agresiones no pueden salir gratis al que las hace. Bautista se ha referido a que una persona ha sido condenada a cuatro años de cárcel por una agresión cometida en Huelva. 

Carlos Bautista ha indicado que la situación es compleja y ha lamentado «la brutal falta de educación» que hay en mucha gente, que focaliza su ira en los profesionales sanitarios. «Hay muchos deberes para la población, pero pocas obligaciones. Y eso hay que equipararlo», ha apostillado Bautista como sistema para hacer frente a las agresiones a los sanitarios.