Deja el patinete que conducía y huye de la Policía descalzo con 100 gramos de hachís encima

Tableta de hachís incautada con la inscripción 'Good guys' (Buenos chicos). /SUR
Tableta de hachís incautada con la inscripción 'Good guys' (Buenos chicos). / SUR

Una patrulla de la Policía Local le dio el alto porque iba haciendo zigzag por la calzada y el individuo salió corriendo para evitar que lo pillaran con la droga

SUR

Su modo de conducir el patinete eléctrico puso en alerta a una patrulla de la Policía Local que le dio el alto. En ese momento, el hombre dejó el patinete, se quitó las chanclas que llevaba y emprendió la huida descalzo, aunque, unos cien metros después, tropezó, cayó al suelo y los agentes lo alcanzaron. Eso sí, opuso una fuerte resistencia a la detención «agitando los brazos de modo violento y lanzando patadas», según señala la Policía Local de Málaga en un comunicado.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado, sobre las seis de la tarde, en la calle Encarnación Fontiveros, en las inmediaciones del Parque del Norte de la capital. Una patrulla sorprendió a un individuo circulando de modo anómalo con un patinete eléctrico, concretamente haciendo 'zigza' por la calzada. Cuando le pidieron que parara, el hombre empezó a decir a los agentes en repetidas ocasiones que no había hecho nada -apunta la Policía en la nota de prensa-. Ante su actitud, los policías extremaron las precauciones y le informaron de que iban a realizarle un registro y cacheo preventivo de seguridad. El hombre respondió quitándose las chanclas que llevaba puestas y huyendo descalzo a la carrera. Cuando lo detuvieron poco después, el hombre, de 33 años, vecino de Málaga de nacionalidad marroquí, les confesó que salió corriendo para intentar deshacerse de una placa de hachís que llevaba en una riñonera y que terminó pesando 97,5 gramos.

Fue arrestado como presunto autor de un delito contra la salud público por tráfico de sustancias estupefacientes y delitos de desobediencia y resistencia a agentes de la autoridad y trasladado a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial.

En cuanto al patinete eléctrico, la Policía recoge en el comunicado que el detenido aseguró que era de su propiedad, aunque carecía de leyenda, imagen o número de serie y bastidor con el que poder comprobar su marca, modelo o características. Por ello, fue intervenido y quedó en el depósito municipal de vehículos a disposición de su propiedad, una vez que pueda acreditar su legítima procedencia.

Temas

Hachís