Daniel Pérez exige plan de choque de limpieza, educación y multas a los que ensucien

Daniel Pérez y los concejales socialiistas, tras el desayuno de trabajo con la prensa, ayer. :: p. r. q./
Daniel Pérez y los concejales socialiistas, tras el desayuno de trabajo con la prensa, ayer. :: p. r. q.

Propone que la Alameda, el Parque, el Muelle de Heredia y el paseo de los Curas sean peatonales, y que éstos dos últimos tengan el tráfico soterrado

PILAR R. QUIRÓS MÁLAGA.

El portavoz socialista y candidato a las próximas elecciones municipales de mayo de 2019, Daniel Pérez, encaró ayer el nuevo curso político con un desayuno de trabajo con la prensa en el restaurante Alea, en el que fue taxativo con la limpieza, subrayando que después del verano Málaga está más sucia que nunca. Por eso, puso sobre la mesa tres acciones para acabar con este problema interminable: un plan de choque, educación a los ciudadanos de forma masiva, y multas si no cumplen las ordenanzas municipales a la hora de depositar sus basuras, y que lo recaudado se dedique a contratar más personal y tener mejor maquinaria. Cuando este periódico le preguntaba si estimaba que de forma coercitiva, es decir a través de sanciones, los ciudadanos responderían siendo más cívicos, explicó que no existe afán recaudatorio, pero que las ordenanzas están para cumplirlas, y una vez que esté todo limpio, y se mejoren las campañas de educación «hay que actuar en todos los niveles de manera proporcionada».

Fiel desde el principio a la misma idea, el portavoz socialista volvió a pregonar que su primera medida de llegar a ser alcalde de Málaga sería que ésta fuese una ciudad libre del impuesto de plusvalía mortis causa (el que se debe abonar cuando se reciben los bienes inmuebles en herencia). En esta línea, y preguntado si no debe ser el Gobierno de la nación el que regule esta cuestión, subrayó que actualmente los municipios tienen capacidad para bonificar hasta el 99% de este impuesto, poniendo de ejemplos a Rincón de la Victoria (PP) y Nerja (PSOE), que ya lo han puesto en marcha.

Respecto al mandato municipal que está llegando a su fin, Pérez subrayó que se cierra con «estancamiento y parálisis», sin un solo proyecto ejecutado por De la Torre, por lo que hace falta abrir las ventanas del Ayuntamiento y que entre un nuevo aire, «ya que el PP está agotado de ideas, con un alcalde de salida y los concejales están más preocupados por su situación personal que por gestionar sus áreas». Tras esto realizó la siguiente pregunta retórica: «¿Qué se ha hecho en Málaga en esta legislatura? Ni un solo proyecto que el alcalde haya puesto sobre la mesa va a ver la luz», para pasar a enumerar los no acometidos como la municipalización de Limasa, Guadalmedina o Astoria.

Respecto a la semipeatonalización de la Alameda -uno de los proyectos que sí se han iniciado y que si se cumplen los plazos se culminaría en abril- el candidato socialista recordó la propuesta que ya hizo para que tanto el Parque como la Alameda sean totalmente peatonales, así como el Muelle de Heredia y el paseo de los Curas, donde el tráfico iría soterrado.

Asombró que una dentellada fuese directamente a Ciudadanos, partido con el que parecía que existiese una entente cordiale en el Ayuntamiento de Málaga, o al menos un pacto de no agresión, y con el que se va a tensar aún más la cuerda tras el desencuentro en la Junta.

De la labor del equipo naranja como soporte del equipo de gobierno del PP, dijo que sus proyectos exigidos al PP para obtener su apoyo no han visto la luz, y que incluso el alcalde les había dado la espalda. «El pacto es inexistente, desde Ciudadanos se ha vendido alternancia y cambio y después de cuatro años, nada cambia», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos