Cuenta atrás para la decisión de De la Torre

El regidor, ayer en un receso de una de sus comparecencias. /Ñito Salas
El regidor, ayer en un receso de una de sus comparecencias. / Ñito Salas

Expectación e incertidumbre cuando está a punto de concluir el plazo que el alcalde de Málaga se fijó para decidir si acepta la propuesta del PP de repetir como candidato en las municipales de 2019

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

A Francisco de la Torre se le agota el tiempo que se autoimpuso para dar una respuesta al ofrecimiento del PP provincial y su presidente, Elías Bendodo, para que vuelva a encabezar, por quinta vez consecutiva, la candidatura a la Alcaldía de Málaga en las elecciones municipales de junio de 2019. Cuando el 28 de enero la dirección provincial hizo pública la petición, el regidor de la capital se dio el plazo de un mes para contestar; el plazo termina el próximo miércoles, Día de Andalucía. El tic-tac del reloj se acelera mientras llega del día ‘d’ y la hora ‘h’ en la que deberá comunicar su decisión final tras un periodo de reflexión donde ha analizado los aspectos políticos y también los personales y familiares.

La expectación y la incertidumbre crecen en los cenáculos políticos y periodísticos a la espera de que De la Torre termine de deshojar la margarita. ¿Aguantará hasta el final del plazo? Difícil responder a esta cuestión puesto que el regidor no ha dado ninguna pista de la fecha en la que prevé hacer su anuncio. Algunas fuentes consultadas sí sostienen que el alcalde, un político respetuoso con los acontecimientos institucionales, previsiblemente no lo comunicará el Día de Andalucía, justo cuando se acaba el plazo que se autoimpuso, para no empañar los actos oficiales con motivo de la fiesta de la autonomía. ¿Adelantará la decisión? ¿La retrasará? Imposible descifrarlo ya que el regidor, que hoy participa en Bruselas en un acto del Pacto de Alcaldes por el Clima y la Energía, es un político imprevisible.

Mientras tanto, en la sede del PP de la avenida de Andalucía aguardan «con tranquilidad» la decisión, según las fuentes, que sostienen que en la hoja de ruta están previstos todos los escenarios. La sensación generalizada entre las huestes populares es que Francisco de la Torre dirá finalmente que sí, aunque los consultados siempre añaden la coletilla de ‘pero....’ Una duda con la que dejan abierta la puerta a que anuncie su retirada definitiva de la política en este mandato municipal.

Y es que De la Torre, de 75 años y en el cargo desde 2000, no ha dado en este tiempo pista alguna sobre por dónde puede ir su decisión. Y es que cuando ha sido preguntado sobre este asunto su guión argumental, con algunos matices en las expresiones utilizadas, ha sido siempre el mismo: su posición de partida es el ‘no’ pero todos los escenarios están abiertos.

Uno de los elementos que el regidor ha querido conocer para formarse una opinión antes de dar la respuesta definitiva son las encuestas con la que cuenta el partido. Sobre ello, esta misma semana De la Torre reconoció en publico que había tenido acceso a un sondeo de la formación de centro-derecha –según algunas fuentes lo habría elaborado la dirección regional de los populares– que daría como ganador al PP en los próximos comicios locales en la capital y en el que se preguntó por la marca y no por los personas, aunque no precisó más detalles.

En estos días de espera, en los cenáculos políticos malagueños se han puesto sobre la mesa no sólo quinielas sobre la decisión final, sino también teorías sobre las razones que le llevarían tanto a repetir como candidato como a declinar la oferta de su partido.

Quienes vaticinan que Francisco de la Torre repetirá como cabeza de cartel esgrimen argumentos como la dedicación, el trabajo y la pasión del alcalde por la ciudad y su desarrollo y que es una garantía para que su figura política amortigüe el desgaste que puede sufrir la marca PP ante el avance de Ciudadanos. En este sentido ponen sobre la mesa logros de su gestión como la prórroga durante cinco años más del Centro Pompidou en la capital –el convenio se firmó el martes– o declaraciones como su voluntad de colaborar en el desarrollo del nuevo hospital del SAS en Málaga.

Los defensores del sí, además, enarbolan como argumento que si De la Torre dice que no repite tendría muy difícil continuar algo más de un año como alcalde –el regidor siempre ha dicho que cumplirá su compromiso de estar hasta el final del mandato en la Casona del Parque–.

Los defensores de la teoría de que rechazará la oferta de repetir como candidato arguyen que dirá no porque entiende que ha llegado el final de su etapa política como regidor, «que ha sido brillante», según las fuentes; por el temor a no poder gobernar tras las elecciones municipales de 2019 en un escenario político de voto muy volátil; y por la presión familiar. En este punto cabe recordar que su esposa, Rosa Francia, ha reiterado en numerosas declaraciones que el alcalde deber decir no. Sin embargo, el único que sabe la respuesta a este enigma es Francisco de la Torre y la guarda como oro en paño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos