Cottolengo: cuidado con el tren... y con la valla

Valla inclinada en un tramo de la línea férrea próxima al Cottolengo./
Valla inclinada en un tramo de la línea férrea próxima al Cottolengo.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Después de cinco años sin actividad, un tren de mercancías ha vuelto a circular por la línea férrea que conecta la estación con el puerto de la ciudad. Un acontecimiento que tiene su trascendencia para la economía de Málaga, pues supone la apertura de una nueva línea de transporte de mercancías teniendo al puerto de la ciudad como un punto importante de esta ruta. Según se ha informado, a partir de ahora los convoyes de mercancías recorrerán la línea que conecta la estación María Zambrano con el Puerto de Málaga y que atraviesa Héroe de Sostoa, Ayala y el paseo marítimo de Antonio Machado una vez a la semana y siempre por la noche para no entorpecer el tráfico de vehículos. Así que habrá que estar atentos a las señales luminosas y acústicas cuando se circule por esos lugares por si coincide nuestro paso con el cruce del tren.

Por cierto que ese tramo de la vía que transcurre por zona urbana, pese a que como es de suponer ha debido ser revisado por personal de Adif para comprobar su estado tras tantos años en desuso, presenta algunas deficiencias en un punto de su vallado, justo el que corresponde a la zona existente a la altura de la explanada de entrada al Cottolengo, donde la valla aparece muy inclinada y puede suponer un peligro tanto para las personas que pasen por allí como, en un momento dado, para el propio mercancías en caso de caer por completo. Además, en ese mismo lugar hay abundante vegetación seca y justo enfrente diversos puntos donde se acumulan basuras y desperdicios de todo tipo. Un lugar sucio que ya es habitual y que aunque se limpie en ocasiones vuelve a ser un vertedero.

La vegetación impide el paso.
La vegetación impide el paso.

Marcos de Obregón: una acera intransitable

Una acera de la calle Marcos de Obregón está intransitable debido a la vegetación que la invade, según denuncia una vecina de la zona, quien señala que en el mes de mayo solicitó al Ayuntamiento la poda para poder transitar por allí y todo sigue igual. «Envié una fotografía y me contestaron que darían traslado a Parques y Jardines, pero estamos a septiembre y sigue igual», dice. «Es un peligro para los transeúntes. Los que ya lo conocemos directamente no usamos esta acera. En cualquier caso las aceras de la calle entera son una calamidad, están en algunos sitios a ras de la carretera, con el consiguiente peligro, además de que cuando llueve nos mojamos, pues la calle es un río y se sube el agua a las aceras. Esto ya lo he puesto en otras ocasiones en conocimiento del Ayuntamiento, contestándoseme que estaban las aceras perfectamente».

 

Fotos

Vídeos