La Corporación celebra el centenario del Ayuntamiento con un sencillo acto en el hall de entrada

La Corporación celebra el centenario del Ayuntamiento con un sencillo acto en el hall de entrada
Félix Palacios

El alcalde descubre la lápida de 1919, restaurada para la ocasión, entre los retratos de los alcaldes Romero Raggio y Guerrero Strachan

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

La Corporación, con el alcalde Francisco de la Torre a la cabeza, ha celebrado esta mañana un acto sencillo en el hall de la entrada del Ayuntamiento para conmemorar el centenario del edificio que los arquitectos Guerrero Strachan y Rivera Vera entregaron a la ciudad el 11 de abril de 1919. Para la ceremonia, se han apeado de la galería de los alcaldes de la primera planta al que tenía la vara de mando ese día, Manuel Romero Raggio, y a Fernando Guerrero Strachan, que además de arquitecto del edificio acabaría siendo más tarde regidor del mismo.

Para la ocasión, los ediles, muchos, lucían la nueva corbata conmemorativa del centenario, y las concejalas una biznaga de plata, que han situado junto a la medalla de la Ciudad que ostentan por su cargo de ediles. De la Torre ha dado la bienvenida a la nuera de Romero Raggio y al sobrino nieto de éste, Concha Rubio y Emilio Romero, respectivamente, que estaban al lado de las autoridades invitadas al acto. También estaban el coordinador del nuevo libro de homenaje al centenario de la Casona el artista y académico de San Telmo, José Manuel Cabra de Luna, así como el director del MUPAM e historiador, Elías de Mateo, que ha colaborado en la obra al igual que otros muchos académicos.

El alcalde afirmó que la Casona es un «orgullo de edificio» y que esperaba que fuese el «orgullo de la ciudad por la labor que se hace aquí» y ha reseñado las etapas históricas por las que ha pasado el inmueble en este último siglo para detenerse en la democracia, la actual, «larga y fecunda» y que esperaba que lo fuese aún más. Abundó en que durante la inauguración del inmueble, Málaga era una gran ciudad, pero que no tenía el reflejo que tiene actualmente, ni la influencia metropolitana, por lo que hay que «hacer las cosas lo mejor posible al servicio de Málaga y de su área metropolitana», subrayó poco antes de destapar la cortina de la lápida conmemorativa de mármol, que ha sido restaurada ex profeso para este acto.Tras la pequeña celebración, De la Torre ha posado con los portavoces de todos los partidos con representación institucional, y la Corporación se ha retratado para la posteridad en la escalinata principal del interior del edificio, debajo de las vidrieras que muestran la entrada de los Reyes Católicos en Málaga durante la Reconquista.