Los contratos de Semana Santa propician la primera bajada de paro del año en Málaga

La provincia registra en marzo la tercera mayor caída del desempleo a nivel nacional, con 3.663 parados menos, mientras la Seguridad Social suma 8.674 afiliados en un mes

NURIA TRIGUERO MÁLAGA.

El 'efecto Semana Santa' se dejó notar en el mercado laboral malagueño en marzo, con un descenso de 3.663 desempleados que suponen la tercera mayor bajada del país, tras las de Baleares y Alicante. Es, además, el mejor registro para este mes en la provincia desde 2015. Además, los contratos ligados al sector turístico y hostelero -tanto los de refuerzo como los vinculados a la reapertura de hoteles y chiringuitos- hicieron que la afiliación a la Seguridad Social subiera con fuerza, con 8.674 cotizantes más en un mes. Málaga alcanza así los 586.017 trabajadores en activo: el nivel más alto de ocupación desde 2007.

Pese a este descenso del paro, el primero registrado en lo que va año, Málaga sigue por encima de los 150.000 desocupados: concretamente se situó al final del mes de marzo en 156.149. Y es que los meses de temporada baja turística han ido sumando más y más parados a la lista a excepción de diciembre, por la campaña navideña y la recogida de aceituna. Málaga es la tercera provincia andaluza con más demandantes de empleo después de Sevilla y Cádiz.

La bajada del paro de marzo se debe casi exclusivamente al sector servicios, que acabó el mes con 4.385 desempleados menos. Aparte de la industria, que registró un modesto descenso de 202 parados, el resto de sectores no participaron de la mejoría: la agricultura sumó 282 demandantes de empleo, la construcción, 121 y el colectivo sin empleo anterior, 521.

Desde la perspectiva interanual, la provincia lleva acumulado desde marzo de 2017 un descenso de 8.885 desempleados, equivalente a un 5,4%. Comparando estas cifras con años anteriores, se observa una ralentización en el ritmo de bajada del paro. Entre 2016 y 2017 la reducción fue de 15.395 personas; entre 2015 y 2016, de 11.470 y entre 2014 y 2015, de 17.254.

En estos últimos doce meses, la Seguridad Social ha sumado 24.734 cotizantes o, lo que es lo mismo, un 4,4% más. También la creación de empleo se ha vuelto más lenta: en 2017 el crecimiento fue de 27.730 afiliados.

Más contratos fijos.

En términos de contratos, este mes de marzo se firmaron un 8% menos que en el mismo mes del año pasado -pese a que en 2017 la Semana Santa cayó en abril, no en marzo-, pero la buena noticia es que crece un 7,3% la contratación indefinida. El 8,5% de los contratos firmados en lo que va de año en la provincia son fijos, lo que puede parecer un porcentaje modesto -y lo es-, pero también es cierto que casi duplica la tasa andaluza, que es del 4,9%.

Para los autónomos, marzo fue un buen mes: el Régimen Especial sumó 1.510 cotizantes en Málaga, que fue la provincia andaluza con mayor crecimiento en este sentido. El colectivo de profesionales por cuenta propia se sitúa ya en 114.151, lo que representa casi el 20% del total de trabajadores en activo en la provincia.

Los sindicatos llamaron la atención ayer sobre la temporalidad del empleo creado y pusieron el foco sobre los colectivos con especiales dificultades de acceso al mercado laboral. «Es especialmente preocupante el colectivo de parados de larga duración, que asciende a 66.732 personas, el 43% del total», apuntó el secretario de Empleo y Formación de UGT Málaga, Francisco Villodres. Por su parte, la secretaria de Formación y Empleo de CC OO Málaga, Patricia Laguna, recordó que el paro se ceba con las mujeres (representan casi el 60% del total de parados) y por ello demandó «campañas específicas que faciliten a este segmento de la población mayor estabilidad, la eliminación de la brecha de género y la incorporación a otros sectores además del de servicios, ya que continúan mes a mes viéndose afectadas más por la precariedad y el paro que los hombres».

Más

 

Fotos

Vídeos