«Hay que contar a la ciudad qué hizo y hará Málaga Valley»

«Hay que contar a la ciudad qué hizo y hará Málaga Valley»

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGA

¿Cree que Málaga ha dejado de culpabilizar de muchos de sus problemas a otras administraciones y confía más en sus capacidades?

Nunca hemos sido partidarios de culpabilizar. El diálogo y el compromiso entre administraciones son más importantes que nunca. Es el caso de la Fundación CIEDES, donde se han fijado distintas líneas futuras. Ahí están los ejes de la Málaga de la Cultura y del Conocimiento y la Innovación, objetivos que dependen del consenso público y privado y de un esfuerzo en infraestructuras productivas, políticas de empleo y reindustrialización.

Más...

¿Ve superados los recelos hacia Sevilla y el discurso de agravio respecto a la gestión de la Junta?

Málaga es capital económica de Andalucía, líder también en generación de oportunidades empresariales y concentra numerosos atractivos para vivir, invertir o viajar. No se trata tanto de compararnos con otras ciudades como de trabajar para ser competitivos. Todo ello, tendiendo puentes en beneficio de todos, colaborando con Sevilla y con cualquier otro territorio.

Hay ya un nuevo escenario de cooperación regional:_Andalucía Tech, eje Málaga-Sevilla, además de para la promoción turística conjunta con Sevilla, Granada y Córdoba. ¿Es optimista sobre el futuro de ese planteamiento?

Es un planteamiento ilusionante, innovador e integrador y lo apoyamos con convicción. Supone una estrategia de visibilización y comercialización conjunta del territorio y nuevas oportunidades en turismo por las buenas comunicaciones que en el caso del eje Sevilla- Málaga potenciar la capital administrativa y la capital económica.

¿Qué debilidades ve en la apuesta turística de Málaga basada en la oferta cultural y como un espacio atractivo para investigadores y empresas innovadoras?

Se ha avanzado en ambos aspectos y nos gustaría verlas las debilidades como retos. Se debe seguir promocionando la imagen de la ciudad, invertir en infraestructuras productivas y en la búsqueda del consenso entre administraciones, además de impulsar nuevas fórmulas de colaboración público-privada.

¿Cree que la marca Málaga Valley funciona?

Málaga Valley ha sido una fórmula muy útil para posicionar a Málaga en el plano tecnológico internacional. En lo que tal vez habría que incidir más en contar qué se ha hecho y qué se está haciendo ahora en el seno de Málaga Valley, para que los ciudadanos puedan dimensionarlo adecuadamente.

¿Cree que el modelo turístico puede morir de éxito?

Un sector turístico sólido y atento a anticiparse a las demandas del mercado, tiene muchas garantías de pervivir más allá de coyunturas. Hay que trabajar por la desestacionalización y por una regulación adecuada.

¿Qué atractivos y capacidades de Málaga considera que están pendientes aún de ser reforzadas para potenciar la marca de ciudad?

Son necesarias mejoras en abastecimiento, depuración e inundabilidad, en carreteras y ferrocarril y una mayor integración Universidad-empresa.

El proyecto de la torre-hotel en el dique de Levante ¿contribuirá a impulsar esa marca?

Es un proyecto ilusionante y de gran interés por el impacto tanto en inversión como en atracción turística y, lo más importante, en generación de puestos de trabajo y proyección de la imagen de la ciudad, es decir, en imagen de marca. Además, en tiempos de recuperación económica hemos de apostar por proyectos singulares, innovadores y de futuro como este.

¿Cree que el Centro recuperará condiciones como espacio también para vivir? ¿Qué propone para frenar la burbuja del alquiler que crea la vivienda vacacional?

Sería conveniente trabajar en la expansión del casco antiguo para extender el modelo turístico, cultural, social y hostelero. Se dinamizaría el comercio y los equipamientos de los barrios también con convocatorias culturales a esas zonas también atractivas y menos congestionadas.

Después de 30 años en que Málaga y Torremolinos han vivido de espaldas, ¿cree que el crecimiento turístico de Málaga pasa por mirar a Torremolinos, una marca turística consolidada, además de ser el núcleo con más capacidad de alojamientos?

No podemos comparar las ofertas distintas de las dos ciudades. El camino a seguir es la complementariedad de la oferta, aprovechando además la cercanía y las buenas comunicaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos