Los conductores malagueños pierden 17 minutos al día en atascos

Caravana registrada durante la hora punta de la mañana en el Paseo de los Curas de la capital (archivo). /Salvador Salas
Caravana registrada durante la hora punta de la mañana en el Paseo de los Curas de la capital (archivo). / Salvador Salas

Málaga se sitúa en la mitad de la tabla en el ranking de las ciudades españolas más congestionadas

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Los conductores malagueños pasan un promedio del 19% de tiempo extra en atascos durante cada viaje, lo que se traduce en una media de 17 minutos diarios que se pierden al volante y, en su cómputo anual, casi tres días que se esfuman (2,94). Así se desprende del estudio TomTom Trafic Index 2018 que cada año realiza esta empresa especializada en navegación y mapas de localización, y que en esta edición recopila la situación del tráfico de 403 ciudades de 57 países de todo el mundo. En el caso de Málaga, el tráfico aumentó un 1% en el último año, dejando la ciudad en el noveno lugar del ranking de las 25 ciudades españolas sobre las que se ha hecho este informe, en el que Barcelona tiene el dudoso honor de ser la más congestionada (un 29% de tiempo extra y seis días al año) y Cádiz, la que menos con un 9% y un día. A nivel mundial, Málaga ocupa el puesto 295.º en una clasificación que lideran Mumbai (India) y Bogotá (Colombia), con un 65% y un 63%, respectivamente. En lo que respecta a las urbes europeas, Moscú (Rusia) y Estambul (Turquía) presentan los peores datos con un 56% y un 53%, respectivamente. Málaga se sitúa en el puesto 178.º.

Durante los días laborables de 2018,. En este sentido, la congestión media diaria más alta registrada en la capital a lo largo del año pasado fue el 31 de octubre, cuando el tiempo de más al volante alcanzó el 38%.

Según las conclusiones de este estudio, la congestión del tráfico ha aumento globalmente durante la última década, y casi el 75% de las ciudades que TomTom incluye en el nuevo informe del Traffic Index ha aumentado o estabilizado sus niveles de congestión entre 2017 y 2018. En el último año, sólo