Condenado tras coger el coche de su hijo, causar un accidente y pillarle la policía con cocaína

Condenado tras coger el coche de su hijo, causar un accidente y pillarle la policía con cocaína

Le imponen una pena de cuatro años y diez meses de prisión por delitos contra la salud pública, contra la seguridad vial y por falsedad

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

En plena vorágine de consumo de sustancias estupefacientes, le cogió el coche a su hijo y provocó un accidente de tráfico tras el que acabó siendo detenido. Los policías que actuaron vieron que el hombre no tenía carné de conducir y le pillaron con cocaína, algo por lo que ahora acaba de ser condenado por la Audiencia Provincial de Málaga. Los magistrados le han impuesto una pena de cuatro años, diez meses y quince días de prisión por estos hechos.

Todo ocurrió el 10 de agosto de 2017 en Málaga capital. Sobre las 17.30 horas el procesado circulaba al volante del Audi A-4 de su hijo por el Camino del Pato. No podía conducir, ya que había perdido todos los puntos del carné y, además, no figuraba en ninguna compañía de seguros.

Sin embargo, se encontraba a los mandos del vehículo cuando tuvo lugar el accidente. En la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, se explica que su mala conducción provocó que golpeara a los dos vehículos que se encontraban delante , un Volskwagen Golf y un Peugeot 207, causando unos daños que han sido parcialmente indemnizados por el Consorcio de Compensación de Seguros.

Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) se personaron en la zona de los hechos. Cuando estaban actuando vieron que algo no cuadraba. La matrícula que llevaba puesta el Audi pertenecía a una furgoneta de la que era titular el procesado, que la había cambiado a propósito para ocultar la verdadera.

Golpeó a dos coches que tenía delante debido a su mala conducción

Además de la pena de cárcel, el procesado tendrá que pagar 12.806 euros de multa

No fue la única sorpresa que se llevaron los agentes. Al detener al sospechoso, procedieron a realizar un registro en el que hallaron una docena de pequeñas bolsas que contenían cocaína en su interior. Además de la droga, que habría alcanzado un valor de casi mil euros en el mercado ilícito, también le fueron intervenidos tres teléfonos móviles.

No era la primera vez que el hombre era sorprendido con sustancias estupefacientes, ya que en diciembre de 2016 la Audiencia Provincial de Málaga ya le condenó a un año de cárcel por un delito de tráfico de drogas. Ante los indicios existentes, los policías nacionales solicitaron al condenado que diera su consentimiento para realizar un registro en su domicilio.

En su casa los agentes del CNP encontraron numerosas sustancias estupefacientes, entre las que había cocaína, MDMA y hachís, así como efectos necesarios para la venta de drogas, como balanzas de precisión, y hasta un revólver simulado. El valor total de la droga intervenida ascendía a 3.969 euros, siempre según se recoge en la sentencia, en la que se recuerda que el procesado también había sido condenado en junio de 2016 por conducir sin carné, ya que había perdido todos los puntos.

Agravantes y atenuantes

Por todo ello, los magistrados consideran que, en el caso de este hombre, se da la circunstancia agravante de reincidencia, aunque también indican que concurre la atenuante de drogadicción. En este sentido, explican que el procesado cometió los hechos debido al consumo de sustancias estupefacientes a las que era adicto, lo que mermaba sus capacidades intelectivas y volitivas.

La Audiencia Provincial le señala como acusado de delitos contra la salud pública, contra la seguridad vial y de falsedad en documento oficial. Se le impone la citada pena de prisión, así como 12.806 euros de multa.