Los concesionarios pagarán casi 150.000 euros al año por los Baños del Carmen

Los concesionarios pagarán casi 150.000 euros al año por los Baños del Carmen

Podrán seguir hasta cuatro años con el restaurante, con una extensión de 1.802 metros cuadrados

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

A finales de julio, la Junta dio por caducada la concesión histórica «en precario», de cien años, que tenía concedida la sociedad Parque Balneario Nuestra Señora del Carmen. En estos años, el canon no se había actualizado nunca, y era de 15 céntimos de euro al mes, es decir, 1,80 euros al año. En el mismo acto, la Delegación de Medio Ambiente autorizó una serie de prórrogas especiales de la actividad para los actuales titulares, el grupo de socios liderado por Damián Caneda y José Luis Ramos, de seis en seis meses hasta un máximo de cuatro años. Es un plazo que se considera razonable para llevar a cabo un nuevo concurso y sacar el restaurante al mejor postor. La gran novedad en este caso es que, a partir de ahora, la empresa tendrá que pagar un nuevo canon para mantener sus renovados derechos.

La Demarcación de Costas ha fijado una tarifa de casi 150.000 euros al año, que inicialmente se tendrán que pagar por periodos semestrales, equivalentes a los plazos de prórroga estipulados por Medio Ambiente, según pudo saber este periódico por fuentes de los socios y del ente estatal.

Precio tasado

Ello supondrá casi 12.500 euros al mes, que es el precio tasado oficial para una superficie de explotación de 1.802 metros cuadrados (500 del edificio del balneario, más la terraza frontal y la lateral más próxima a la playa). Este es el espacio máximo que el organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica consideró, en un informe remitido a la Junta, como compatible con el proyecto del parque que se llevará a cabo en los terrenos del antiguo 'camping', la zona de los jardines y el roquedal. Los privados ya han solicitado que la cuota se pueda abonar mensualmente, aunque la primera, que empezará a contar desde el fin de la concesión antigua, en julio, se tendrá que abonar de una vez por el semestre.

Como referencia, cabe recordar que el canon de los cercanos chiringuitos de La Caleta, de un tamaño mucho más reducido, es de unos 12.000 euros, que se pagan a Costas, y a los que tienen que añadir otros 3.000 euros en concepto de tasa del Ayuntamiento.

El negocio seguirá funcionando igual que lo ha hecho en los últimos años (desde que en 2014 el grupo de socios se hizo con la empresa), sólo que desde el pasado verano se regula por una autorización temporal –y no una concesión– hasta el momento en el que se celebre un nuevo concurso.

En cambio, la batalla administrativa y judicial sigue entre los empresarios y el Gobierno andaluz, ya que los primeros no dan por perdida la posibilidad de acceder desde ya a una concesión definitiva, especialmente desde el momento en el que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) falló a favor de los primeros y dictaminó que la compraventa de las acciones de la sociedad había sido ajustada a derecho. En los despachos se van dando pasos para despejar el futuro del rincón más privilegiado de la capital; pero todavía queda mucho camino hasta que la situación esté plenamente normalizada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos