Las compras, mejor cuanto más solidarias con Nuevo Futuro

Imagen de archivo de uno de los puestos de bisutería del Rastrillo de Nuevo Futuro. /FRANCIS SILVA
Imagen de archivo de uno de los puestos de bisutería del Rastrillo de Nuevo Futuro. / FRANCIS SILVA

El Rastrillo abre sus puertas durante todo el puente convertido en una referencia de la agenda prenavideña

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Un adorno para el árbol de Navidad. Una pieza de bisutería. Una pieza antigua. Un conjunto de bebé. Ropa de cama para cunas de muñecas. Complementos hechos a mano. Vajillas y cuadros... Y un largo etcétera. En pocos lugares como en el Rastrillo de Nuevo Futuro el visitante tiene la oportunidad de descubrir una oferta tan amplia en tan poco espacio. Si a esa cómoda ventaja se suma que la compra tiene un fin exclusivamente solidario, el círculo virtuoso termina por cerrarse.

En efecto, un año más las puertas del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga se abren hasta el próximo día 9 para cumplir con una cita imprescindible en el calendario prenavideño. Su treintena de puestos, a los que se suma una variada oferta gastronómica, tómbola o música en vivo, volverán a ocupar los pabellones del palacio en la 29 edición del mercadillo benéfico, impulsado por la asociación Nuevo Futuro y cuyos fondos se destinarán de manera íntegra al sustento de los ocho hogares que funcionan en Málaga. En ellos, casi medio centenar de menores aprovechan la (segunda) oportunidad que representa un techo seguro, la garantía de una educación y, sobre todo, el calor de un hogar.

EL RASTRILLO

Fechas
Desde hoy, 6 de diciembre, hasta el domingo, día 9.
Lugar
Palacio de Exposiciones y Congresos de Málaga.
Horario
De 11.00 a 21.00 horas, de forma ininterrumpida.
Entrada
2 euros.
Puestos
Habrá una treintena de puestos en los que se podrá adquirir ropa, artesanía o artículos de regalo de Navidad. También hay una completa oferta gastronómica.

Para avanzar en estos retos de futuro de los que no tuvieron suerte en el pasado, el mercadillo solidario vuelve a abrir sus puertas «para recordarles que son importantes, que se les quiere y que son tenidos en cuenta». Así lo destacaba durante la presentación del Rastrillo, el pasado 14 de noviembre, la presidenta de Nuevo Futuro en Málaga, Ángela Fontana, quien ofreció las claves de ese complejo equilibrio entre el «afecto y la norma» con el que crecen los chavales y que ha permitido que Nuevo Futuro se haya convertido, después de 46 años en Málaga, en una referencia fundamental de la asistencia a menores desfavorecidos. Y una de las herramientas básicas para garantizar este bienestar está en el Rastrillo, de cuyos fondos se nutre la asociación y que con el paso de los años se ha convertido en el «patrimonio de todos los malagueños». Así lo destacaba también durante el pregón de la cita el director de SUR, Manuel Castillo, quien celebró además «esa buena energía que cada año hace posible el milagro de Nuevo Futuro».

En ese milagro colectivo tienen mucho que decir también los miles de visitantes que desde hace años sostienen la labor de la asociación benéfica y, con ella, el futuro de las decenas de niños que dependen de esas compras (pre)navideñas que desde hoy y hasta el domingo suman al ocio el necesario valor solidario.

 

Fotos

Vídeos