Urbanismo acuerda aumentar la protección de las cuevas mozárabes de Churriana

Imagen de la entrada a las cuevas mozárabes de Churriana. /S. T.
Imagen de la entrada a las cuevas mozárabes de Churriana. / S. T.

Unanimidad para que se realicen estudios para preservar el yacimiento Gamera Baja-Tosca, que son cavidades cristianas de la época musulmana

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

La comisión de Urbanismo empezó con buen pie. A la proposición de sendas iniciativas de los grupos municipales del PSOE y Adelante Málaga para proteger el yacimiento Gamera Baja-Tosca, en Churriana por su valor patrimonial como conjunto de cuevas mozárabes ha obtenido una respuesta muy positiva por parte del equipo de gobierno y del concejal de Urbanismo, Raúl López, que ha propuesto la aprobación de una moción institucional (de todos los grupos) para proteger como patrimonio arqueológico no urbanizable este conjunto de cuevas, tras los informes técnicos preceptivos que se hagan y tras oír a los vecinos de las asociaciones de Churriana Arcusves y Ciriana, Inmaculada Viñolo y Raúl Jiménez, respectivamente, que han pedido al pleno de la comisión de Urbanismo que protejan la historia de Churriana y que se conserve el yacimiento para que sea el único centro de interpretación del mozarabismo (población hispana cristiana que vivían en la España musulmana).

El aumento de la protección del espacio en el PGOU para que el catálogo de bienes protegidos y yacimientos arqueológicos, que afecta a Gamera Baja-Tosca sea inscrito con la categoría de NUPAR (no urbanizable, patrimonio arqueológico) sería un paso vital y entraría en contradicción con la construcción de 200 viviendas del 'Proyecto de Parcelación del SUPCH6 Atalaya», cuya afectación se especifica también en las iniciativas presentadas por el PSOE y Adelante Málaga. El aumento de la protección, tras los informes preceptivos, para que la parcela no sea urbanizable se ha aprobado por unanimidad en la moción institucional.

En la citada iniciativa, consensuada por todos los grupos municipales, también se insta a que se realicen los estudios e informes pertinentes para diagnosticar y catalogar con precisión el carácter, origen y funcionalidad de las cuevas de Churriana, así como su valor histórico, cultural y arqueológico, y que se continúen con las labores de inspección para la comprobación y cumplimiento de la normativa vigente en materia de patrimonio pudiendo requerir, si se diesen las circunstancias, la subsanación de las deficiencias apreciadas, proponer las medidas cautelares oportunas, y en su caso el inicio de los procedimientos sancionadores que procedan. En esta línea, el concejal socialista Salvador Trujillo dejaba constancia de que hace dos años las asociaciones Arcusves y Ciriana habían conseguido parar acciones en los alrededores de las cuevas «en un intento de sepultarlas», y después, indicó, también pararon los movimientos de una máquina desbrozadora, con el mismo objetivo, «el de sepultarlas», reiteró.

Como explicaba Raúl Jiménez, de Ciriana, en las cuevas hay inscripciones que usaban los cristianos (mozárabes, población hispánica que vivió en la España musulmana), «ya que se instalaban en las zonas altas y resguardadas». En el conjunto de cuevas, algunas eremitorios (donde vivían los eremitas) se observan una variedad importante de elementos datados alrededor del siglo VIII, y posiblemente anteriores.

Por su parte, el portavoz de Adelante Málaga, Eduardo Zorrilla, indicó que las cuevas son de gran singularidad, y que muestran de forma fidedigna las costumbres de los mozárabes en estas tierras, «lo que es incompatible con la construcción de 200 viviendas».

En la moción aprobada por unanimidad también se insta al área de Urbanismo a que estudie la ampliación, mejora y protección de los espacios circundantes a las cuevas para asegurar que no se pierda el patrimonio, así como instar a la Junta de Andalucía a que «de manera urgente e inmediata proteja los yacimientos para que no se produzcan actos de vandalismo ni movimiento de tierras o expolios de yacimientos, y que se proceda al vallado de la zona para impedir la entrada al conjunto arqueológico.

Por último, se ha aprobado instar al área de Cultura, a que una vez se hagan los informes técnicos preceptivos, se tomen las acciones encaminadas a poner en valor estos yacimientos arqueológicos mediante la creación de un centro de interpretación de los mismos.