El derribo de La Mundial despeja el camino al futuro hotel de lujo de Moneo

En vídeo, así ha sido la demolición / Salvador Salas. Vídeo: Pedro J. Quero.

Los operarios tardaron cerca de siete horas en derrumbar la antigua pensión y el edificio en donde ensayaba la Banda Municipal de Música

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

La antigua pensión La Mundial ya es historia. El inmueble ubicado entre las calles Hoyo de Esparteros y Pasillo de Atocha fue ayer derruido y convertido en escombros para permitir la regeneración de una zona hasta ahora degradada del Centro. En su lugar se ubicará ahora un hotel de lujo que llevará la firma del arquitecto Rafael Moneo. Los trabajos para demoler el edificio comenzaron pasadas las 8 de la mañana y duraron cerca de siete horas.

En el solar, que ahora deberá ser limpiado, la cadena catalana H10 va a levantar un hotel de 138 habitaciones y construir un aparcamiento subterráneo con capacidad para 220 plazas. Sin ningún tipo de incidentes, y en un ambiente de calma absoluta (no hubo protestas ni en los momentos previos ni durante todo el tiempo que duraron los trabajos), los operarios de la empresa FT Demoliciones fueron echando abajo el inmueble de arriba a abajo con una enorme máquina pesada. La demolición comenzó en la esquina más próxima al pasillo de Atocha para después continuar por la zona de Hoyo de Esparteros.

De forma paralela al derrumbe del edificio principal, otro grupo de trabajadores también echó abajo la nave cercana en la que ensayaba la Banda Municipal de Música, entre los pasillos de Atocha y Santa Isabel. Cuando concluyeron los trabajos en esta segunda estructura, la grúa se trasladó hasta la zona de La Mundial para ayudar a la primera en las tareas finales. Los trabajos concluyeron a las 15.05 horas, aunque posteriormente se tuvo que proceder a la limpieza y desescombrado de la calle.

Para garantizar la seguridad de los conductores y peatones, la Policía Local cortó el acceso al entorno desde el puente de la Esperanza y desde la calle Atarazanas, por lo que fue necesario anular la parada del autobús de la EMT ante el desconcierto de los usuarios. Cuando se terminó el derribo de ambos edificios, los operarios apilaron todos los escombros en el interior del solar para que se pudiera abrir la calle al tráfico. Finalmente se abrió al tráfico a las 18.30 horas.

Entre los escasos curiosos que durante toda la mañana se acercaron a la zona se pudo ver a muchos fotógrafos aficionados que querían inmortalizar el momento. También hubo turistas de los hoteles cercanos y gente con maletas que se paraban por un momento al comprobar el jaleo y la polvareda. «Me da pena que lo tiren, pero está claro que el hotel va a ayudar a regenerar todo el entorno», opinaba Antonio, cámara en mano. También los había como Jorge, quien lamentaba que este derribo no se hubiera realizado diez años atrás. «Es increíble que se permita que un edificio de este tipo esté abandonado durante tantos años».

Actuaciones previas

La actuación se produce después de que los trabajadores ya hubieran retirado el pasado viernes los balcones y la decoración interior de algunos techos para resituarlas en la futura reproducción de este inmueble. Con la eliminación de La Mundial –que llevaba más de una década bloqueada por trámites y polémicas– se dará paso al proyecto urbanístico para regenerar este enclave del Centro con un complejo hotelero de la cadena catalana H10 Hotels que llevará la firma del afamado arquitecto.

Una vez resuelto este primer paso, el proyecto definitivo se iniciará con la construcción de un hotel de cuatro estrellas, en planta baja más ocho y ático, un edificio de uso terciario que reconstruirá la fachada de La Mundial, otro de planta baja más una para uso comercial y de oficinas, y un aparcamiento subterráneo de 220 plazas. Tras el derribo de los edificios existentes, autorizados por la Consejería de Cultura, se llevarán a cabo sondeos arqueológicos también supervisados por la Junta de Andalucía.

En vídeo: tres momentos del derribo: