Los comercios no se animan a abrir los domingos en el Centro

Aspecto de la calle Larios con numerosas tiendas cerradas./MIGUE FERNÁNDEZ
Aspecto de la calle Larios con numerosas tiendas cerradas. / MIGUE FERNÁNDEZ

Las grandes cadenas de moda mantienen sus puertas cerradas pese a la libertad horaria en verano

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

La libertad de horarios comerciales en el Centro se ha estrenado sin novedades y con una sensación de fracaso. Las grandes cadenas de moda han decidido mantener sus puertas cerradas pese a la reciente declaración de Zonas de Gran Afluencia Turística en todo el casco histórico. Con ello, las tiendas que ya venían abriendo de forma puntual todos los domingos están abiertas, y el resto siguen con la persiana bajada.

La declaración de zona ZGAT hasta el próximo 15 de septiembre permite a todos los comercios ubicados en el Centro Histórico, zona Puerto y Cruz de Humilladero, abrir todos los días de la semana con independencia de su tamaño o de si pertenecen a una gran cadena comercial. Y pese a ello, todas las tiendas del grupo Inditex, H&M o Mango han amanecido con sus cancelas bajadas.

Al parecer, el interés de estas grandes cadenas era poder abrir en los centros comerciales de la ciudad, y al quedarse fuera de esta delimitación no han considerado rentable hacer el esfuerzo de abrir. Por ello este domingo sólo han abierto algunos negocios de la calle Nueva de calzados y complementos y las tiendas más vinculadas a productos turísticos. Entre las que atienden al público destacan algunas grandes empresas como Victoria's Secret, Tiger o Carolina Lemke, aunque todas ellas ya abren de forma habitual durante el resto del año.

Esto ha causado una aparente decepción entre los consumidores, que confiaban en realizar hoy algunas compras por el Centro. Es el caso de Elena Ramos, que había acudido con su familia para tapear y quería aprovechar para verse un vestido. «Después de tanto luchar, no entiendo que no abran en verano cuando hay mucho turismo».

Y no le faltaba razón porque las tiendas que estaban abiertas estaban con numerosos clientes y gente paseando. «No es lo mismo que un lunes o un martes, pero se hace caja», resume una de las dependientas de la calle Nueva. Para ellos -añaden- tampoco es beneficioso que no abran el resto de tiendas porque «eso generaría más expectación y vendría más gente a comprar». Según ellos «muchas tiendas se dejan llevar por lo que hace el grupo Inditex, y si ellos no abren, no lo hace el resto».

noticias relacionadas