Los comerciantes de la Alameda piden que Torregorda siga abierta tras la Semana Santa

Un momento de la reunión /SUR
Un momento de la reunión / SUR

La Junta de Andalucía se compromete a bajar las vallas para mejorar la visibilidad de los negocios

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Los comerciantes de la Alameda Principal y del Soho han demandado a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Málaga que mantenga abierto el paso por la calle Torregorda tras la Semana Santa para facilitar el recorrido a los peatones y, de paso, mejorar las ventas mientras siguen las obras del Metro. Durante un encuentro mantenido esta tarde con responsables de ambas instituciones –con la delegada y el alcalde a la cabeza–, los empresarios han mostrado su preocupación por el retraso que acumulan los trabajos y el perjuicio económico que les están ocasionando los trabajos.

Al término del encuentro, el presidente de la Plataforma de Afectados por las Obras, José Ferrer, ha explicado que desde la administración andaluza les han pedido un poco de paciencia y han recordado que ya están trabajando casi 24 horas al día (en el túnel, ya que en superficie no es posible por ruidos y posibles golpes de calor). Sin querer comprometerse a una fecha concreta, les informaron de que los trabajos podrían estar concluidos en el plazo de un año y se han comprometido a estudiar el tema de Torregorda. Además se comprometieron a bajar las vallas actuales cuando termine la Semana Santa, y por parte municipal a realizar una nueva campaña publicitaria para que incentivar que los vecinos acudan a los negocios del entorno.

Al parecer, durante la reunión responsabilizaron al anterior gobierno de la Junta y llegaron a asegurar que ellos están haciendo las cosas de una forma diferente. «Les tendremos que dar un voto de confianza para ver si las cosas van realizándose como dicen», expuso Ferrer.