El Clínico y el Guadalhorce ofrecen libros a los pacientes para que lean mientras que están en urgencias

María del Carmen Ramos y Antonio Camaño, junto a una paciente a la que le ofrecen lectura. /SUR
María del Carmen Ramos y Antonio Camaño, junto a una paciente a la que le ofrecen lectura. / SUR

La medida busca ayudar a los enfermos a relajarse durante el tiempo que permanecen en el centro hospitalario

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La lectura no cura, pero ayuda a entretenerse, a relajarse y a hacer más llevadero el tiempo. Eso es lo que se pretende con la iniciativa que llevan a cabo las urgencias de los hospitales Clínico y Valle del Guadalhorce, que ofrecen libros de distintos géneros literarios a los pacientes que están en las áreas asistenciales de observación y de tratamientos cortos. Las urgencias de ambos hospitales cuentan con un espacio específico para que los enfermos tengan acceso a ejemplares para su lectura.

Así, se han habilitado sendos espacios para albergar libros de distintos estilos literarios y algunas revistas, que provienen principalmente del fondo documental de la biblioteca del Clínico, además de otros ejemplares procedentes de donaciones de bibliotecas públicas, privadas y también de donaciones particulares realizadas directamente por pacientes o por sus familias que han pasado por el servicio urgencias, donde cada día son atendidos una media de 640 personas si se tiene en cuenta la asistencia dada en los dos hospitales.

El objetivo de esta iniciativa es que haya una opción para relajar, entretener y estructurar el tiempo de estancia de los enfermos que disponen de una mayor autonomía durante su ingreso en estas áreas del hospital. La lectura de libros y revistas en papel representa una alternativa más clásica al uso generalizado de los dispositivos electrónicos, sobre todo móviles o tabletas, explican Antonio Camaño y María del Carmen Ramos, coordinadores de cuidados de enfermería del servicio de urgencias del Clínico y del Guadalhorce y organizadores de esta actividad de fomento de la lectura.

Ambos profesionales señalan que este proyecto se encuentra enmarcado en el plan de humanización en el que el servicio de urgencias del Hospital Clínico se encuentra trabajando desde hace ya varios años para mejorar la atención a los pacientes y sus familias y a hacer más confortable su paso por estas áreas.

De ese modo, se ha creado un punto de localización de libros tanto de lectura como de pasatiempos en las urgencias del Clínico y del Guadalhorce con muebles decorados de manera atractiva con la finalidad de invitar a la lectura a aquellos pacientes que se encuentren ingresados en estas instalaciones y así lo deseen. Los enfermos son informados por el propio personal sobre la existencia de esta biblioteca y de su disponibilidad para hacer uso de ella cuando lo crean conveniente.

Temas

Sas, Libro