El Clínico dará un salto de calidad en la atención del cáncer al duplicar los aceleradores de radioterapia

José Antonio Medina, durante la rueda de prensa./
José Antonio Medina, durante la rueda de prensa.

El hospital hará este año las obras de dos búnkeres en el servicio de oncología radioterápica y dispondrá de cuatro equipos en 2020

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El crecimiento del cáncer unido al envejecimiento de la población obliga a la sanidad pública a estar prevenida para atender a los pacientes lo mejor posible. En ese contexto, el Hospital Clínico Universitario va a dar un salto de calidad importante al duplicar los equipos para administrar radioterapia a enfermos con tumores. Así, el centro hospitalario pasará de contar con dos aceleradores a disponer de cuatro merced al acuerdo firmado entre la Consejería de Salud y la Fundación Amancio Ortega. Para ello, este año se acometerán las obras de dos búnkeres en el servicio de oncología radioterápica para situar en ellos a los equipos. La primera máquina de tomoterapia (acelerador) llegará en 2019 y la segunda se recibirá en 2020. A estos dos equipos de nueva creación se unirá el recambio de uno de los dos aceleradores existentes por otro nuevo, ha explicado este miércoles el gerente del Clínico, José Antonio Medina, en una rueda de prensa en la que ha hecho un balance de la actividad llevada a cabo durante su primer año en el cargo y en la que ha apuntado algunas de las líneas de trabajo en las que está inmerso el centro hospitalario.

La duplicación de las máquinas para aplicar radioterapia a pacientes con cáncer incrementará la capacidad de resolución y permitirá atender a más enfermos, ha dicho Medina. En estos momentos, el servicio de oncología radioterápica ve en las consultas a unos 2.000 enfermos al año, de los que unos 1.500 reciben radioterapia. Con los nuevos equipos, se asistirá a unos 2.500 enfermos en las consultas y se radiará a unos 2.000 anualmente. «Tenemos que ser un hospital de alta calidad y gran complejidad. Contar con cuatro aceleradores nos posicionará muy bien y nos facilitará disponer de técnicas contra el cáncer que ahora no tenemos», ha afirmado Medina. «Vamos a dar un salto de calidad muy importante en el área de oncología y seguiremos trabajando en la mejora de la organización del resto de servicios del hospital», ha añadido el gerente.

El centro hospitalario pasará a contar con cuatro aceleradores merced al acuerdo firmado entre la Consejería de Salud y la Fundación Amancio Ortega

El doctor Medina, que es especialista en oncología radioterápica, ha indicado que en el campo del cáncer es fundamental lograr un diagnóstico precoz y administrar el mejor tratamiento posible. En ese sentido, ha precisado que la llegada de los nuevos aceleradores hará que el Clínico aplique técnicas de radiación igual de eficaces que las operaciones a enfermos con tumores. «El futuro del cáncer pasa por diagnósticos precoces y terapias muy dirigidas», ha destacado el gerente.

La ampliación de los equipos de radioterapia llevará unida un incremento de plantilla en el servicio de oncología radioterápica. De ese modo, habrá dos técnicos por cada máquina y también se llevará a cabo un aumento de médicos, de físicos y de profesionales de enfermería, ha puesto de manifiesto Medina. El dirigente ha señalado que contar con cuatro aceleradores supondrá, entre otras ventajas, atender mejor a los pacientes, con técnicas que ahora no se aplican, y tener más capacidad para hacer frente a las revisiones y a las posibles averías de los equipos.

Más altas por las mañanas

Por otro lado, el gerente ha dicho que su equipo directivo y él implantaron en el hospital un sistema de trabajo por procesos que está dando buenos resultados. Eso ha permitido que el 30 por ciento de las altas de los enfermos se den por las mañanas para disponer antes de las camas y abordar con más rapidez los ingresos de pacientes que están en urgencias. Además, se ha reducido entre un 20 y 30 por ciento la cifra de enfermos que esperan más de seis horas en urgencias un encame.

En bloque quirúrgico ha habido un aumento del rendimiento de los quirófanos, lo que se ha traducido en el ascenso de las operaciones y en la disminución de las demoras. En 2017 se hicieron 21.936 intervenciones quirúrgicas frente a las 19.919 de 2016. Igualmente, el año pasado creció el número de consultas externas. Hubo 658.230, es decir, 70.000 más que el año anterior, con una mayor eficacia resolutiva de las primeras consultas, lo que evitó sucesivas revisiones. También hubo un incremento de las pruebas diagnósticas, sobre todo de TAC, mamografías y ecografías.

Hospital del Guadalhorce y oftalmología

Respecto al Hospital de Guadalhorce, que depende del Clínico, Medina espera que en 2019 esté abierto en su totalidad, con los quirófanos en marcha y abierta la zona de encame de los pacientes. Por otro lado, el Clínico está preparando un proyecto de borrador para centralizar todo el servicio de oftalmología en el Hospital Marítimo de Torremolinos. En estos momentos, las consultas están en el Clínico y los quirófanos, en el Marítimo. El proyecto contempla que todo se ubica en el Marítimo. Ese traslado se consultará con los profesionales y sindicatos, así como ya se ha hecho con asociaciones de pacientes. «Queremos que prime el consenso y no imponer nada», ha asegurado el gerente.

Por otra parte, el Hospital Clínico está preparando una serie de actividades para celebrar su treinta aniversario, que se producirá en 2019. Con ese motivo, se ha grabado un vídeo con el lema 'Yo soy del Clínico'.