Ciudadanos exige un plan que acabe con los derrumbes y consolide el conjunto Alcazaba-Gibralfaro

SUR

Ciudadanos (Cs) exigirá en la próxima Comisión de Urbanismo un plan de conservación, mantenimiento y rehabilitación que acabe con los derrumbes y consolide el conjunto monumental que forman la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro y no descarta una nueva subida de las tarifas para financiar las obras, estableciendo un precio especial de entrada para los malagueños.

El portavoz municipal de Ciudadanos, Juan Cassá, afirmó ayer que «empieza a resultar doloroso y una verdadera tortura comprobar cómo el patrimonio de Málaga, lo nuestro, se cae piedra a piedra mientras gastamos al año 15 millones de euros en museos, con ese dinero dejaríamos impecable el conjunto Alcazaba-Gibralfaro, que son el corazón de Málaga».

Asimismo, recordó que «el grave deterioro» que sufren estos monumentos, como constatan el derrumbe de parte de la muralla norte de Gibralfaro el pasado noviembre, y el reciente apuntalamiento de otro muro, esta vez en la Alcazaba, en el entorno del paseo de Don Juan Temboury.

Cassá advirtió de que «es muy grave lo que está ocurriendo con nuestro patrimonio. Hemos visto desprendimientos y graves humedades en la cripta y camarín de la Victoria con la absoluta pasividad del Ayuntamiento, la Junta y el Obispado, hemos presenciado derrumbes gravísimos en el castillo de Gibralfaro que en su momento denunciamos».

De igual modo, lamentó que «ahora, los puntales sujetan los mil años de historia de la Alcazaba», insistiendo en que volverá a reivindicar en la Comisión de Urbanismo medidas urgentes, un plan de conservación, calendario y partidas «para asegurar estos bastiones de nuestra historia», y no descarta incluso una revisión al alza de las tarifas, con precios especiales para malagueños, «para dar a la cultura su valor justa para que pueda ser reinvertido».