PP y Ciudadanos avalan la renuncia de Málaga a los planes de empleo de la Junta

Trabajadores contratados para un plan de empleo. /
Trabajadores contratados para un plan de empleo.

Ambas formaciones coinciden en que antes de acogerse a estas ayudas que facilitarían 661 contratos temporales habría que modificar la normativa que evite un sobrecoste para las arcas municipales por tener que pagar a los seleccionados según el convenio colectivo del Ayuntamiento

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Málaga ha logrado mantener este lunes, gracias al apoyo de sus socios de investidura en Ciudadanos, su decisión de renunciar por primera vez a los planes de empleo de la Junta de Andalucía amparándose en el «quebranto económico» al que quedarían expuestas las arcas municipales en el caso de que, como ha venido ocurriendo con varias sentencias judiciales, tuvieran que abonar a los contratados el salario estipulado según el convenio del Ayuntamiento y no ceñirse a la subvención autonómica de entre 1.300 y 1.700 euros brutos mensuales por contrato en función de la categoría profesional. Se trata de los programas Empleo@Joven (dirigidos a menores de 29 años) y Empleo30+ (mayores de 30), que en el caso de la capital hubieran supuesto una inversión de 10,8 millones y la contratación de 661 personas durante un año.

Con cerca de 300 reclamaciones sobre la mesa de trabajadores de la convocatoria del año pasado exigiendo que se cumpla al derecho de que a igual trabajo debe abonarse igual salario, y ante la negativa del gobierno saliente de la Junta a flexibilizar las condiciones de estos contratos para que el Consistorio pueda reducir la jornada laboral de los futuros seleccionados para así fijar sus retribuciones según convenio colectivo sin sobrepasar la ayuda autónomica, el equipo de gobierno decidió cortar por lo sano y dejar de acogerse a los programas. Al menos, hasta que no se modifique la normativa regional, si que es así lo contemplara el nuevo Ejecutivo andaluz formado por PP y Ciudadanos. Los mismos partidos que en la comisión plenaria de Economía celebrada este lunes han avalado la postura de renunciar a estos planes mientras todo el bloque de izquierdas apoyaba la moción de IU-Málaga para la Gente de seguir adelante como ya acordaron en mayo 2017: aprobando de forma institucional que si se produjera ese quebranto se repercutiría a la Junta.

«Lo que pedimos es lo mismo que todos pedimos por unanimidad en 2017. La única razón para no apoyarlo es que ahora están ustedes en el Gobierno de la Junta», ha reprochado el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, quien ha incidido en la oportunidad laboral que estos planes suponen para parados de larga duración y jóvenes. «Decir que se lo repercutiremos es un brindis al sol», contestaba el concejal de Economía, Carlos Conde, quien ha acusado al Ejecutivo andaluz saliente (PSOE) de no haber resuelto esta «inseguridad jurídica para los ayuntamientos porque no le ha dado la gana» y se ha comprometido a que «si se cambia la normativa se dará el paso adelante». En este punto, los populares han obtenido el respaldo del portavoz naranja en la comisión, Alejandro Carballo, quien ha abogado por acogerse a estas iniciativas laborales «una vez modificada la normativa», algo que ha tildado de «necesario para dar seguridad jurídica a los ayuntamientos».

En este sentido, Conde ha puesto el acento en sendos informes de la Intervención General del Ayuntamiento, la Asesoría Jurídica y el Área de Recursos Humanos en los que se advierte de que, de participar en estos planes de empleo autonómicos, la Administración local se vería expuesta a un aluvión de demandas judiciales que le podrían generar un sobrecoste de más de nueve millones de euros. Un mensaje que no ha convencido al resto de grupos políticos, que aún reconociendo la necesidad de que se adapte la normativa para poder reducir la jornada laboral, mantienen que el Ayuntamiento debería acogerse a los programas como ha venido haciendo hasta ahora. «La solución no es renunciar», han resaltado.