Ciudad Jardín: piden mejoras en Monte Dorado

Calles a medio asfaltar, sin aceras y con los arcenes llenos de matojos secos./
Calles a medio asfaltar, sin aceras y con los arcenes llenos de matojos secos.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Los vecinos del barrio Monte Dorado, en el distrito de Ciudad Jardín, esperan que llegue el día en que se solucionen las carencias y problemas que vienen arrastrando desde hace décadas. El candidato a la alcaldía de Málaga por Libres, Iván González, que visitó ayer este barrio y se reunió, entre otros, con el presidente de la Asociación de Vecinos, Rafael Martín González, expuso que «son unas 100 familias las que viven en viviendas que han sufrido hasta tres variaciones del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI), lo que explica el gran retraso en el proceso de legalización». Sin embargo manifestó que «es paradójico que los vecinos sean considerados 'legales' a efectos de pagar el IBI de sus casas, pero estas sean 'ilegales'».

El dirigente denunció que la barriada carece del más básico equipamiento urbano. «No hay alumbrado, asfaltado, acerado, parque infantil… Sólo de vez en cuando, y por buena voluntad, los operarios de Limasa limpian la zona». Agregó que «hay palos de madera para soportar las pocas y anticuadas farolas que mal alumbran las calles parcialmente asfaltadas, sin pavimentar en su mayoría, y que constituyen un riesgo para las personas cuando tratan de pasear o de transitar con sus vehículos». Explicó que la ley contempla que al vecindario le corresponde abonar el 90% del coste de las obras, una cifra que consideró excesiva, por lo que pidió al gobierno local del PP «una mayor comprensión con la situación que viven los vecinos de Monte Dorado» y que contribuyan económicamente para «urbanizar las calles, pavimentar las que hay, afianzar el trazado de los pasajes, dotar de parques y jardines, colocar farolas dignas para el alumbrado o instalar parques infantiles».

Vista de la parcela.
Vista de la parcela.

Parcela en La Virreina: solar previsto para un centro de salud

La parcela de la calle Alejandro Puskin, en la zona de La Virreina, de la que hace unos días se quejaba un ciudadano porque decía que llevaba tiempo abandonada, con bastante vegetación y el vallado deteriorado, resulta que es un terreno que fue cedido por Ayuntamiento a la Junta de Andalucía hace diez años para la construcción de un centro de salud. Precisamente la vicesecretaria de Acción Social del PP de Málaga, Ruth Sarabia, acudió a dicha parcela hace unos días junto a vecinos de La Virreina y de Palma-Palmilla, para denunciar la no ejecución de este centro, un «grave incumplimiento que agrava las carencias en la atención temprana», según dijo.

Según el lector que denunció el estado de la parcela en cuestión, unos operarios estuvieron cambiando parte del vallado y quitando parte de la vegetación que allí crece, pero aseguró que no llegaron a terminar esa tarea, que se quedó a medio hacer. «No tengo ni idea de quien es dicho solar, pero hay hasta ratas entre los matorrales», se quejó.