Casa Fuerte Bezmiliana: un monumento maltratado

Las pintadas están por todas partes de la fortaleza. /
Las pintadas están por todas partes de la fortaleza.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

La Casa-Fuerte de Bezmiliana es el monumento más emblemático del municipio de Rincón de la Victoria. Una fortaleza que fue construida hacia el año 1766 como complemento de la tradicional organización de la defensa militar ya existente en el siglo XVI y de la que también formaban parte la Torre de El Cantal y la Torre de Benagalbón, con el objetivo de rechazar la piratería marítima y terrestre que acechaba la zona. Se trata de una fortaleza levantada por orden del Rey Carlos III que sirvió para que los piratas ingleses y holandeses, muy activos en la zona en esa época, se lo pensaran, pues ya entonces deseaban estar por estas tierras y se mostraban impacientes por pasar aquí largas temporadas como ahora hacen.

Actualmente, una de las salas de la Casa Fuerte de Bezmiliana se utiliza como sala de exposiciones y sus paredes albergan periódicamente obras de los más afamados artistas . Pero hay otros ‘artistas’ que se dedican a pintarrajear los muros de este emblemático monumento, como se aprecia en las imágenes que acompañan este texto y que nos remite un ciudadano preocupado, como no puede ser de otra manera, por el estado en el que se encuentra este interesante vestigio. Las imágenes son elocuentes y en ellas se aprecia cómo se encuentran los muros de esta fortaleza. Vandalismo puro y duro y mucha ignorancia, porque habrá muchos otros lugares donde estos gamberros tengan la oportunidad de dejar su dudosa firma artística, por ejemplo, en derribos o tapias de cementerios, escenarios más propicios donde dejar su huella.

Cualquiera de esos sitios sería bueno antes de ensuciar de la manera que lo hacen una construcción que constituye un importante ejemplo de la arquitectura militar dieciochesca, y que tras la restauración realizada en 1992 por el arquitecto Álvaro Mendiola, ha recuperado en gran parte de su esplendor pasado, dotándolo de una nueva función como centro de exposiciones donde se realizan actividades culturales y exposiciones de arte.

Enseres en la acera.
Enseres en la acera.

Horacio Lengo: muebles y basuras

Dice un lector que en la calle Horacio Lengo todos los días se acumula la basura en las aceras. Y es que según indica, «para tirar la basura las personas mayores tienen que levantar la tapadera y es imposible para su edad y se dejan la basura en el suelo...». Agrega que esto sucede «porque los contenedores que hay en esa zona «siguen siendo los primeros que se pusieron en Málaga y nunca se han cambiado», y envía unas fotografías de esa calle en las que se aprecian muebles en la acera. Claro que esos muebles deben depositarse allí el día que corresponda la recogida en esa zona, pues si no es así permanecerán en la zona toda una semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos