La Casa de Botes, refugio improvisado para los migrantes que llegan a Málaga

Migrantes entran a la antigua Casa de Botes junto a la Farola ayer al mediodía: MIGUE FERNÁNDEZ/
Migrantes entran a la antigua Casa de Botes junto a la Farola ayer al mediodía: MIGUE FERNÁNDEZ

Otros 72 migrantes eran llevados ayer al edificio mientras que el resto de los que permanecían embarcados fueron trasladados a San Roque

J. M. ALDAY/ NURIA TRIGUERO/ F. TORRES MÁLAGA.

Tras visualizarse este fin de semana la falta de cooperación entre administraciones por la llegada masiva de migrantes, las instalaciones de la Casa de Botes de la Autoridad Portuaria, situado junto a la Farola, se ha convertido en las últimas horas en el refugio improvisado donde alojar temporalmente a parte de los más de trescientos migrantes llegados al puerto de la ciudad desde el pasado jueves. Un remedio de urgencia, que no cuenta con las condiciones apropiadas de un centro de acogida y que ayer volvió a recibir a decenas de personas que fueron desembarcadas en Málaga por Salvamento Marítimo después de ser rescatadas en el Mar de Alborán.

Esta última avalancha de migrantes, la ausencia en Málaga de un centro de atención temporal y la negativa del Ayuntamiento a ceder polideportivos -en esta época tienen uso ciudadano, señalan- hizo que la Casa de Botes, que permanecía cerrada desde hace unos años, fuera utilizada la noche del viernes para que un centenar de migrantes pusieran fin a la espera de casi 12 horas en la cubierta de la embarcación de Salvamento Marítimo 'Mastelero' que los había recogido en el mar de Alborán, ante la falta de un lugar donde trasladarlos.

Ayer por la mañana esos migrantes abandonaron la Casa de Botes en autocares en dirección al Centro de Atención Temporal de Extranjeros de San Roque (Cádiz), pero horas después el edificio fue nuevamente ocupado por otras 72 personas del nuevo grupo de 187 llegados en la noche del viernes al puerto de Málaga, que habían pasado la noche en la embarcación, mientras que el resto fueron trasladados a San Roque a lo largo del día, según informó la Subdelegación del Gobierno en Málaga. Hoy está previsto que estas últimas personas también sean conducidas en autocares al centro gaditano para extranjeros.

Los últimos migrantes que permanecen en el Puerto serán trasladados hoy al centro de extranjeros de Cádiz

Por otra parte, otros seis magrebíes, rescatados a 10 millas al sur de Nerja, fueron trasladados también ayer al puerto de Málaga, según informó la Subdelegación.

Colaboración y crítica

Ruth Sarabia, directora general de Derechos Sociales, Participación Ciudadana, Inmigración y Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Málaga, dijo ayer a este periódico que el Ayuntamiento se está haciendo cargo de la alimentación de todos los migrantes, y también de las tareas de limpieza para poder trasladarlos al inmueble del Puerto. «Hemos limpiado y adecuado la Casa de Botes desde el Ayuntamiento y hemos suministrado comida. Ahora están allí unas 70 personas, entre ellas unas 30 mujeres, en zonas diferenciadas». «Intentamos hacerlo lo mejor posible dentro de la situación caótica que se ha creado, ya que no deja de llegar gente y es un número de personas difícil de absorber», dijo. Según explicó, el Ayuntamiento, que también puso a disposición del operativo autobuses de la EMT, está recurriendo «a una partida que es para el albergue y para pisos destinados a acoger gente sin hogar» para adquirir la comida para los migrantes.

La ausencia de un espacio adecuado para ubicar y atender a los migrantes ha evidenciado la falta de entendimiento entre administraciones y que abrió un enfrentamiento político el viernes entre el Ayuntamiento de Málaga y la administración encargada de la gestión de los migrantes, la Subdelegación del Gobierno. Así, el Consistorio emitió un comunicado criticando la gestión del Gobierno en el operativo, apuntó a la «imprevisión, descoordinación y falta de medios», y señaló que «no ha habido capacidad de respuesta», algo que rechazó la subdelegada, María Gámez.

El 3 de octubre pasado, el Gobierno anunció la creación de un centro de acogida en Málaga, aunque sin concretar más detalles al respecto. Una medida que parece urgente y necesaria a la vista de lo ocurrido este largo fin de semana en Málaga.

 

Fotos

Vídeos