Un carril bici dejará sin aparcamientos y reducirá al mínimo la acera de un colegio

Padres esperan a sus hijos a la salida de clase, ayer por la tarde. /SUR
Padres esperan a sus hijos a la salida de clase, ayer por la tarde. / SUR

Indignación y sorpresa entre los padres y responsables del colegio El Atabal ante el inicio de las obras de la vía ciclista junto a la puerta del centro

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

La vuelta al cole ha sido recibida con sorpresa e indignación en el colegio El Atabal. La sorpresa llegaba a primera hora de la mañana al encontrarse que el medio centenar de aparcamientos de la avenida Lope de Vega estaban vallados. Y la indignación, al constatar que el motivo es la creación de un carril bici que, además de suprimir definitivamente los pocos estacionamientos que hay en la zona, va a reducir a poco más de metro y medio la acera por la que cada día entran y salen sus hijos. «¿A quién se le ha ocurrido poner un carril bici en la puerta de un colegio? Con el follón que ya hay a la salida, menuda se va a liar», advertía en un corrillo de padres y madres Javier Linares tras enterarse del encaje que el Ayuntamiento ha dado a la vía ciclista que conectará El Atabal con Puerto de la Torre. «Lo que no entiendo es por qué no lo ponen en la acera de enfrente, que es más ancha y además no hay viviendas ni nada, sólo unos árboles que se podrían desplazar», añadía Gabriel Peláez tras dejar a sus dos pequeños.

Desde el centro docente también plantean la misma cuestión, además de mostrar su malestar por que no se les haya consultado previamente. «Nos hemos enterado al ver el vallado», denuncia el director del colegio, Sergio Mata, quien además de expresar su desaprobación por las formas, pone especial foco en el fondo. «No es lo más correcto diseñar el carril bici en el lado donde están el colegio, los aparcamientos y varios accesos a garajes cuando la otra acera apenas se usa porque no hay viviendas. Lo de los aparcamientos es una dificultad para los padres, pero para el colegio el verdadero problema está en la entrada y salida de clase», explica el responsable de este centro concertado, toda vez que la puerta que da a Lope de Vega es utilizada por cerca de 300 alumnos de los tres cursos de Infantil y de los tres primeros de Primaria (el resto de Primaria y Secundaria lo hacen por la calle Java), con el añadido de que la jornada escolar es partida, de forma que hay cuatro momentos punta al día.

El planteamiento de que la plataforma ciclista se habilite en la acera sur no va mal encaminado. Primero, porque unos 500 metros más arriba en dirección a Puerto de la Torre se da el salto al lateral sur, pero sobre todo porque ésa era la idea original recogida en el proyecto elaborado por el Área de Movilidad en diciembre de 2015. Sin embargo, la propuesta que se ejecuta ahora es un modificado consensuado con la Gerencia Municipal de Urbanismo en la que se ha optado por no tocar los árboles de la acera sur ni la mediana que parte la calzada en dos (dos carriles por sentido).

Vuelta a la idea original

Aunque desde el colegio avanzan que van a intentar convencer al Ayuntamiento para que se vuelva al proyecto original y entre los padres ya se habla de recoger firmas e incluso organizar alguna movilización, en el Área de Movilidad defienden la postura de implantar el carril bici a costa de los aparcamientos y de parte de la acera norte, que tal y como recoge el propio proyecto «presenta el inconveniente de que no es lo suficientemente ancha y queda reducida al mínimo». Según los planos, los 2,9 metros necesarios para la vía ciclista (2,5 de la plataforma y otros 40 centímetros para los separadores de la calzada para el tráfico rodado) saldrán de los dos metros de los estacionamientos en línea y de rebajar la anchura de la zona peatonal de los 2,6 metros actuales a 1,7. En el lateral sur, la anchura es de 3,5 metros.

Las obras, contratadas en septiembre con un presupuesto de 293.268,51 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, arrancaron hace unos días con la instalación del vallado y el marcado del trazado del carril, que tiene una longitud de 1.666 metros y que discurrirá por las avenidas del Pintor Manuel Barbadillo (enlazando con el vial que va en paralelo a la Laguna de la Barrera), Lope de Vega y Lope de Rueda hasta el cruce con la avenida de Andersen, a la altura del centro de salud de Puerto de la Torre.

 

Fotos

Vídeos