Cáritas alerta del aumento de mujeres y jóvenes extutelados sin hogar y exige medidas a las administraciones

Algunos de los participantes en el flashmob realizado con motivo de la campaña #NadieSinHogar./
Algunos de los participantes en el flashmob realizado con motivo de la campaña #NadieSinHogar.

Se ha pasado de atender a un 19 por ciento de mujeres en 2012 al 24 por ciento este año

EUROPA PRESS

'¿Y tú qué dices? Di basta. Nadie sin hogar'. Este es el lema de la campaña de Cáritas Diocesana que se ha presentado este jueves y en la que la entidad, junto a las demás entidades que constituyen la Agrupación de Desarrollo para Personas Sin Hogar, quiere hacer hincapié en la necesidad «urgente» de «poner límite» a la situación que viven muchas personas, además de alertar del progresivo aumento de mujeres atendidas sin hogar así como de jóvenes extutelados con el mismo problema.

En el primer caso se advierte de que se ha pasado de atender a un 19 por ciento de mujeres en 2012 al 24 por ciento este año, de ahí la necesidad de «visibilizar esta realidad». Además, han recordado que las mujeres sin hogar padecen «mayor vulnerabilidad», citando la exposición a mayores agresiones, incluidas las sexuales; y a que muchas tienen hijos a su cargo y han sufrido violencia de género.

Respecto a los extutelados, hay más en los últimos años mientras que el número de plazas disponibles se mantiene estable. Esto conlleva que muchos pasen a una situación de sin hogar, siendo la principal preocupación de estas entidades que esto les sobreviene «al día siguiente de su mayoría de edad».

«Salen de los centros próximos a la renovación de su situación administrativa y no pueden presentar medios de vida ya que su permiso no autoriza a trabajar, siendo Cáritas y Málaga Acoge las únicas entidades que presentan estos medios a aquellos chicos que viven en sus recursos», han sostenido, lamentando que se convierten «en los excluidos de los excluidos».

Así, las entidades privadas cuentan con 28 plazas conveniadas con el Ayuntamiento de Málaga y 16 con la Junta. En Puerta Única se han atendido 76 peticiones hasta el pasado 31 de octubre, de las que 18 procedían de centros de menores del Gobierno andaluz y, las restantes, a jóvenes extutelados de entre 18 y 21 años que se encontraban en la calle.

De enero a octubre, Puerta Única realizó 3.964 atenciones, con 1.882 personas atendidas (200 más que el año anterior), de los que el 76 por ciento eran hombres y el 47 por ciento, españoles. El 48 por ciento tenía entre 36 y 55 años siendo el total de plazas de acogida de 330.

Con esta campaña se quiere decir basta a las «vulneraciones de derechos, invisibilidad, sufrimiento, de vivir en la calle, de agresiones, de inseguridad y de no poder acceder a una vivienda», han recalcado, añadiendo que es «necesario y urgente poner límite a situaciones tan dolorosas que afectan a miles de personas».

También han demandado políticas públicas que den acceso y derechos a las personas más vulnerables, especialmente respecto a tener una vivienda, pero han lamentado que las personas sin hogar también «ven vulnerado su derecho a la salud cuando no pueden acceder a la tarjeta sanitaria porque no tienen empadronamiento, a la protección social cuando no pueden empadronarse donde viven o a la participación cuando no pueden ejercer su condición de ciudadano».

España, han recordado, es uno de los países con menor porcentaje de vivienda pública y social (VPO), con sólo un dos por ciento del conjunto del parque residencial, únicamente por delante de Estonia, Letonia, Chipre y Grecia. Francia tiene un 17 por ciento, Reino Unido un 18 por ciento, y a la cabeza Holanda con un 32 por ciento de vivienda social.

El último informe del Consejo General del Poder Judicial sobre los efectos de la crisis económica en los órganos judiciales respecto a 2017 señala que en Málaga se produjeron ese año 1.078 lanzamientos, de los que 566 correspondieron al impago de alquileres, es decir, el 52,5 por ciento. «Esta tendencia demuestra que los desahucios por impago de alquiler ya han superado a los desahucios por impago de hipotecas», han apostillado.

Un total de 163 personas han sido atendidas en la Oficina de Derecho a la Vivienda por tener un lanzamiento de desalojo de sus viviendas, siendo remitidas al Servicio de Emergencia Social. Además, en la oficina de Puerta Única, de enero a octubre de este año, han sido atendidas 133 unidades familiares, esto es 50 familias más que en 2017, un 60,25 por ciento más.

Además, existen 870 solicitudes de personas que reúnen las condiciones para ser beneficiarias de la ayuda del alquiler, pero no encuentran vivienda. Algo que han achacado a la «falta de disposición de los arrendatarios para alquilar sus viviendas a personas en situación de vulnerabilidad, mientras que, por otro lado, continúa aumentando el número de viviendas destinadas a alquileres turísticos».

Acabar con el sinhogarismo

Desde Cáritas Diocesana y las entidades que conforman Puerta Única han emitido una serie de propuestas para acabar con el sinhogarismo. Así, piden a las administraciones públicas que impulsen medidas de fomento del alquiler social y de ampliación del parque de vivienda pública, además de una estrategia de atención a personas que no tienen hogar.

A los medios de comunicación han solicitado que informen de estas personas alejándose de miradas «estereotipadas o sensacionalistas», y que la ciudadanía «mire y visibilice» a estas personas «intentando comprender su situación como una vulneración del derecho humano a la vivienda y evitando el rechazo». A las entidades del denominado Tercer Sector les solicitan más espacios de trabajo en red y coordinación para ser más eficaces.

Para advertir de esta problemática, además de la campaña y de la realización de un 'flasmob' en pleno centro de Málaga, este viernes el Comedor de Santo Domingo invitará a diez personas a un almuerzo como gesto de acercamiento a los que no tienen hogar.

El día 28 de noviembre Cruz Roja realizará un juego de la oca en la plaza de Félix Sáenz, de 10.00 a 14.00 horas, para concienciar a la ciudadanía y dar visibilidad a estas personas sin hogar. Por último, el día 30 el obispo Jesús Catalá bendecirá los apartamentos de Cáritas Diocesana para mayores de 65 años con escasos recursos económicos, además de mantenerse charlas de sensibilización durante todo el año.

La Agrupación de Desarrollo para Personas Sin Hogar de Málaga está conformada por Cáritas Diocesana y por las entidades ASIMA, Asociación Arrabal, Asociación Benéfica Patronato Santo Domingo, Asociación Marroquí, ACCEM, Cruz Roja, Reales Adoratrices, Centro de Acogida Municipal del Ayuntamiento de Málaga, Centro de Acogida San Juan de Dios, RAIS Fundación, Málaga Acoge y el Centro de Atención a Personas Sin Hogar 'Puerta Única'.