Carillo: «Quiero trabajar por un proyecto de ciudad en la que mis hijos quieran seguir viviendo»

Susana Carillo, fichaje de De la Torre como número 2 de su lista/SUR
Susana Carillo, fichaje de De la Torre como número 2 de su lista / SUR

La número 2 de De la Torre en las listas para las municipales destaca el potencial «extraordinario» de Málaga, confirma que por el momento seguirá de «independiente» y destaca que está en un momento profesional en el que tiene «mucho que aportar» desde la esfera pública

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

El teléfono de Susana Carillo Aparicio no ha parado de sonar en toda la mañana. Aunque ya había dado su 'sí' a De la Torre para formar parte de las listas a las municipales como número 2 de la candidatura, admite que el anuncio, esta mañana, de que será el fichaje 'estrella' de los populares le ha pillado «casi por sorpresa». La noticia de que se estaban haciendo públicos los nombres de la lista le llegaba trabajando en el que hasta ahora es su puesto como directiva de Endesa, donde le quedan «proyectos por cerrar» antes de dar el paso definitivo a la vida pública.

Para eso queda algo más de un mes. Y después dará el salto al Ayuntamiento de Málaga, donde se convertirá no sólo en una de las personas de confianza de De la Torre, sino también en la encargada de continuar con el trabajo de Mario Cortés y su equipo al frente de los proyectos de ciudad inteligente, una vez que éste dio el paso adelante para incorporarse a la lista popular para el Congreso de los Diputados. Aunque para ella sea una novedad esa primera línea política, no lo es -en absoluto- su trabajo en el desarrollo de iniciativas vinculadas a la 'smart city'. De hecho, Carillo, que es doctora en Ingeniería Industrial, lleva una década vinculada desde Endesa a proyectos privados y públicos (entre estos últimos el de Zem2All, basado en la movilidad eléctrica) y esa experiencia le ha permitido estar al frente de las líneas estratégicas de la ciudad en esta materia. «Durante este tiempo hemos mantenido una relación muy estrecha con el Ayuntamiento; nos conocemos bien, sobre todo por el trabajo con Mario Cortés y su equipo», admite la número dos de De la Torre, quien afronta «muy ilusionada» su nueva etapa en la vida pública.

Reconoce también que «nunca» se había planteado el salto a la política, pero que por su trabajo en esa primera línea del desarrollo inteligente de la ciudad siempre ha estado «muy implicada» en ese proyecto que impulsa el equipo de De la Torre desde hace unos años. Cuando recibió su llamada , «hace unos días», no tuvo muchas dudas. «Me preguntó si alguna vez me había planteado desarrollar ese trabajo desde el servicio público, y la verdad es que creo que estoy en disposición de aportar mi granito de arena».

«Hasta ahora he traído proyectos importantes a Málaga desde la esfera privada y ahora lo intentaré desde la pública», añade Carillo, que se plantea como reto trabajar «por un proyecto de ciudad en la que mis hijos quieran seguir viviendo». Tiene dos, una chica de 15 y un chico de 14, y está convencida de que el futuro de ambos pasa por Málaga «porque es una ciudad extraordinaria, con un potencial enorme» y con una de las estrategias «más avanzadas» en materia de ciudad inteligente. «Lo que el ciudadano necesita para hacer su vida más fácil», resuelve la número 2 de la lista popular, quien reconoce que admira «mucho la transformación que ha experimentado Málaga de la mano de Francisco de la Torre».

A pesar de esa admiración, Carillo ha 'fichado' por el alcalde como independiente e insiste en que, por ahora, no se plantea «afiliarse al partido». «Lógicamente soy simpatizante, pero por el momento no me planteo entrar». También aporta la especialista su particular visión sobre la reflexión que planteaba el propio alcalde esta mañana durante la presentación de las listas, en el sentido de que «los independientes no han dado el paso adelante por una cuestión económica, porque vienen a política perdiendo dinero», en palabras del alcalde. Y Carillo está de acuerdo: «Es completamente así. Cuando he hecho el análisis de los pros y los contras de esta decisión, desde luego que el dinero no era uno de los alicientes. No es eso lo que me mueve; y sí en cambio saber que estoy en un momento de mi vida profesional que me permite sumar desde lo público».

Sobre su nuevo trabajo de servicio público, está segura de que «cuando pones a las cosas ilusión y pasión acaban saliendo», y deja como ejemplo los «importantes proyectos» de los que se ha beneficiado la ciudad gracias al trabajo en red que impulsan las instituciones de Málaga y que ella conoce bien y desde dentro. «Aquí se trabaja muy bien con la Universidad de Málaga, con el PTA, con el Ayuntamiento, con el palacio de Ferias... Y esa sinergia, al final, es un beneficio para todos», celebra Carillo, que en poco más de un mes cambiará de trinchera en esa sinergia y cumplirá con ella, pero desde lo público.