La carestía del alquiler se agrava en Málaga

La subida de precios empezó en el Centro y se ha acabado contagiando a casi todos los distritos. /Fernando GonzálezGráfico
La subida de precios empezó en el Centro y se ha acabado contagiando a casi todos los distritos. / Fernando González

El precio medio de los pisos que se ofertan supera ya los mil euros en la mitad de los barrios de la ciudad

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

¿Vive de alquiler en Málaga por menos de 700 euros? Pues aférrese a su piso como si fuera un tesoro. En estos días, quien se enfrenta a un vencimiento de contrato o a una circunstancia vital que le obliga a buscar residencia en la ciudad –sea una mudanza por trabajo, una separación o la emancipación del hogar paterno– se topa con una dura realidad: la carestía del alquiler, que se ha agravado hasta el punto de que hoy, en la mitad de los barrios de la capital, las viviendas que salen al mercado están por encima de los mil euros de renta media mensual. Así lo revela la estadística basada en los anuncios activos en el portal inmobiliario Idealista, que cifra la subida del último año en Málaga en un 13,2%, una de las mayores registradas entre las grandes ciudades españolas. En cinco años, el aumento acumulado es del 38% y el metro cuadrado se cotiza ya a 9,8 euros, el valor más alto de todas las capitales andaluzas.

La fuerte escalada de precios es consecuencia de un fuerte desequilibrio entre la oferta –que ha disminuido un 36% en tres años, a juzgar por los anuncios de Idealista– y la demanda de arrendamientos, que ha aumentado más de un 120% en el mismo periodo. «En Málaga está ocurriendo lo que ocurrió antes en Madrid y Barcelona: una auténtica escasez de vivienda de alquiler, sobre todo en el Centro y Teatinos, que son las zonas más demandadas», asegura Carlos Rueda, portavoz de Idealista en el sur de España, que conoce agencias inmobiliarias en dichos barrios que acumulan listas de espera de más cien personas.

Como Málaga llega con retraso a esta tendencia, sus precios están en pleno repunte mientras las dos grandes capitales del país empiezan a entrar en una fase de estabilización, según explica el responsable del gabinete de estudios de Pisos.com, Ferrán Font. «En Barcelona y Madrid hay zonas donde los precios han dejado de encarecerse porque en el mercado de alquiler las subidas no son infinitas», añade.

Preocupación en el PTA: «La falta de vivienda es un freno»

«Ahora mismo es más difícil encontrar casa que trabajo». Así resume el director del Parque Tecnológico, Felipe Romera, la situación a la que se enfrentan los trabajadores de otras provincias o países que se incorporan a alguna de las empresas del recinto. «Estamos sumando mil trabajadores al año y de ésos, una parte importante vienen de fuera de Málaga. Y no hay vivienda de alquiler. Nos preocupa mucho porque puede ser un freno para nuestro crecimiento», apunta Romera.

Tanto es así que la dirección del PTA ha decidido pasar a la acción y construir viviendas en el propio recinto para alquilárselas a los trabajadores. «Hemos hecho un análisis, preguntando por las empresas, y detectamos una demanda de unos 400 apartamentos anuales», afirma. En el recinto hay suelo calificado como residencial donde se podrían construir unas 150 viviendas. El plan de Romera es convencer a algún inversor para que asuma este proyecto. «Nosotros ni podemos ni queremos meternos a promotores», afirma.

Pero en Málaga ese techo aún no se ha tocado. Inmaculada Vegas, socia de la agencia inmobiliaria especializada en alquiler Rentacasa, resume así la situación: «La oferta se ha reducido muchísimo; prácticamente no salen pisos al mercado. Y lo que hay está carísimo. Muchos propietarios se suben a la parra: ven que su vecino ha alquilado por 800 euros y ellos suben a 900... lo malo es que encuentran quien se los pague», explica.

La percepción de encarecimiento es aún mayor en el caso de los alquileres regidos por la antigua Ley de Arrendamientos Urbanos, que se están actualizando ahora después de cinco años. Son contratos que se firmaron en plena crisis (2013) y ahora salen a un escenario radicalmente distinto. «En estos casos el precio pueden subir 300 ó 400 euros de golpe», explica Carlos Rueda. Los inquilinos que se ven en esta situación tienen un importante dilema, pues si se niegan a aceptar la subida se enfrentan a la odisea de encontrar otro piso.

Los datos

9,8€/m2
es el precio medio de la vivienda de alquiler ofertada a día de hoy en Málaga. Es la más alta de las capitales andaluzas.
120%
han aumentado las búsquedas de vivienda de alquiler en Málaga en los últimos tres años.

Para Vegas, gran parte de la culpa de lo que está ocurriendo es de los alquileres turísticos: «En los últimos dos años hemos visto continuamente cómo se retiran pisos del alquiler de largo plazo para explotarlos por días o semanas, sobre todo en el Centro, pero cada vez más también en la zona este», afirma.

Rueda no está de acuerdo en que la influencia de los alquileres vacacionales sea tan grande. En su opinión, «desde la crisis Málaga ha tenido una explosión muy grande de demanda de alquiler, no sólo de gente que no puede comprar, sino de quienes quieren vivir de alquiler». «A eso se añade que la ciudad está en auge y atrae población de fuera. El problema es que el parque de vivienda de alquiler es reducido, a pesar de que hay muchos pisos vacíos. Lo que hay hacer es tomar medidas que protejan a los caseros y animen a la gente a poner su vivienda en alquiler», afirma.

La demanda ha crecido mientras la oferta se reduce, situando a Málaga entre las ciudades con mayor subida de los arrendamientos: un 13,2% de media en el último año

Así las cosas, encontrar un piso de tamaño medio por menos de 600 euros mensuales en la capital malagueña se ha vuelto prácticamente imposible. «¿Lo más barato que tengo ahora mismo? Un apartamento de un dormitorio por 630 euros en la zona de Martínez Maldonado», ejemplifica Vegas. Y es que el repunte de precios comenzó en el Centro pero ha acabado contagiándose por todos los barrios. «Nos encontramos con que en Carretera de Cádiz, que es un barrio de 'currantes', ya no hay pisos por debajo de 650 euros. O que en Teatinos se ofrecen pisos a 1.400 euros, que es más de lo que cobra la mayoría de las personas. Es una locura», apunta.

 

Fotos

Vídeos