Un campus de oportunidades

Un campus de oportunidades
Victoria Bustamante

Este sábado finaliza el 'Campus inclusivo, campus sin límites', que reúne a jóvenes en edad preuniversitaria con discapacidades para informarles de las oportunidades que tienen para estudiar en la universidad y conozcan el entorno

VICTORIA BUSTAMANTE

La experiencia que organizan la Fundación ONCE, Fundación Repsol y el Ministerio de Educación junto con la Universidad de Málaga va ya por el cuarto año. El 'Campus inclusivo, campus sin límites' reúne durante una semana a estudiantes con diferentes discapacidades que están en edad preuniversitaria y los orienta sobre la oferta de grados que ofrece la UMA, además de realizar otro tipo de actividades lúdicas que también encontrarán en la institución, como es el caso del aula de debate.

Este viernes se ha celebrado el acto de clausura en el que el director de ONCE Málaga, José Miguel Luque, ha destacado que pretenden «que las personas con discapacidad se acerquen y lleguen a la universidad, que los porcentajes de acceso a estos estudios se asemejan a los de las personas sin discapacidades». Según los datos que manejan, solo un tercio de los alumnos con discapacidades llegan a cursar estudios universitarios. «Es mucho el talento que se pierde por el camino», se ha lamentado Luque.

El campus tiene cada vez más éxito: se estima que de los alumnos que han participado en él, el 29% está cursando estudios universitarios y el 17% módulos de grado superior; el resto está ya trabajando y solo un 7% no ha cursado estudios superiores.

La directora del Secretariado del Vicerrectorado de Estudiantes, María Jesús Martínez, enfatizó: «La mayoría tiene clarísimo que quieren ir a la universidad; le ofrecemos esto como una antesala y una experiencia y siempre piden que dure más». En la experiencia participan también voluntarios como Virginia García, monitora del campus inclusivo y estudiante de Psicología, que los ha acompañado en las charlas y talleres. «Es un experiencia muy bonita, son todos muy diferentes y aprendemos de cada uno. Estamos con ellos en todo momento y son muy agradecidos con nosotros, se crea un gran vínculo». Así lo certifican también Adrián Cano y Pablo Sánchez, alumnos del campus, que se desviven en halagos por las monitoras y los compañeros.

Por su parte, el rector de la universidad, José Ángel Narváez, ha recordado que «estos alumnos representan unos valores y enseñanza para sus compañeros y son una fuente de ilusión y trabajo». Ha concluido confensando que los quiere a todos en la UMA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos